noviembre 20, 2022

Furgoneta solar eléctrica circula gratis por Sídney cubierta de paneles y con tres motores de cortacéspedes reutilizados

Todo comenzó cuando Ziga Dorkic, un ingeniero industrial, especialista en diseño e inventor, comenzó a trabajar hace 7 años en una idea que le llegó a la cabeza, quien decidió que la mejor forma de demostrar lo fácil que es tener un coche eléctrico de bajo costo sería fabricar uno que fuera alimentado por energía solar. Como resultado, obtuvo una furgoneta que funciona con paneles solares y tres motores cortacésped.

Esta furgoneta de Ziga es un excelente ejemplo de lo que se puede conseguir con el reciclaje, la reutilización y energías que no generen emisiones. Como mencionamos en el título, esta furgoneta tiene 3 motores eléctricos que fueron reciclados de viejos cortacésped, mientras que los paneles solares se encargan de almacenar y suministrar hasta 7 mil, los cuales se obtuvieron de viejos ordenadores portátiles y algunas otras herramientas.

Furgoneta solar eléctrica circula gratis por Sídney cubierta de paneles y con tres motores de cortacéspedes reutilizados

Este coche tiene la capacidad suficiente para que Ziga se pueda encargar de hacer todos los encargos de su barrio, que se encuentra el oeste de la ciudad de Sídney, así como para hacer viajes hasta los suburbios al otro lado de la ciudad, todo sin gastar un solo centavo en cualquier tipo de combustible.

Está claro que cuando vemos esta furgoneta lo primero que llama la atención son los paneles solares que tiene en su cubierta, ya que gracias a que cuenta con 24 paneles solares podemos decir que resulta bastante complicado no verlos.

“Cada vez que salgo de casa para hacer las compras se me acerca alguien y me pregunta si los paneles solares son reales y si en realidad funcionan”, nos comenta Ziga.

Furgoneta solar eléctrica circula gratis por Sídney cubierta de paneles y con tres motores de cortacéspedes reutilizados

Algunos años de que se decidiera a comenzar con la construcción de la furgoneta, Ziga dio clases de un curso en la TAFE de Meadowbank, el cual consistía en mostrarle como construir un coche eléctrico a todos sus estudiantes.

Fue ahí en donde encontró una furgoneta Daihatsu Hijet de segunda mano, el cual sería perfecto para las pruebas gracias a que tenia una gran superficie, por lo que decidió llevarla a su taller casero. De esa forma, el Hijet, que fue fabricado en la década de los 80s, podría ser el conejillo de indias perfecto para realizar sus pruebas, el cual además contaba con un motor de gasolina bastante pequeño.

Lo cierto es que se vendieron millones de esas pequeñas furgonetas en varios países del mundo, pero a estas alturas podemos decir que ninguna es como la que tiene él.

Como te estarás imaginando, el motor de gasolina fue cambiado por los motores eléctricos de los cortacéspedes, los cuales se conectan a la caja de cambios original de la furgoneta, a través de una transmisión que fue diseñada por Ziga. Luego, utilizando un soldador de puntos (fabricado caseramente), se encargó de conectar las baterías para así poder crear bancos de energía que consiguieran alinearse en el suelo, estando situados en una unidad del amaño de una maleta que se encuentra dentro del compartimento de carga de la furgoneta.

Comparte este artículo:

Tomado de https://elhorticultor.org/