Fundadores de Signos Vitales recibieron hasta 780 mdp del gobierno de Peña Nieto

Los integrantes de Signos Vitales, la organización que acusó al presidente Andrés Manuel López Obrador de mentir hasta 80 veces por conferencia de prensa, recibieron millonarios contratos durante el gobierno de Enrique Peña Nieto; sin embargo, esto cambió radicalmente durante la actual administración.

De acuerdo con un reportaje del periodista Álvaro Delgado, publicado en el portal Sin Embargo, los fundadores de la asociación que se define como ‘apartidista’ –pese a la fuerte presencia de exfuncionarios de gobiernos del PRI y el PAN- habrían recibido 188 contratos públicos desde el sexenio anterior, con un valor mayor a los 780 millones de pesos.

La mitad de dichos contratos fue acaparada tan solo por cinco de los iniciadores de la agrupación: Edna Jaime Treviño, Alejandro Hope, Carlos Mancera, Miguel Székely Pardo y Juan Carlos Belausteguigoitia, quienes se embolsaron 731.7 millones de pesos; es decir, el 93.7 por ciento de lo recibido del gobierno anterior.

Edna Jaime, directora de México Evalúa, fue quien se vio más beneficiada por la administración Peña, ya que la empresa Prefamovil –en la que es accionista- recibió hasta 529 millones de pesos por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), por servicios relacionados al ramo de la construcción.

En segundo lugar aparece Alejandro Hope Pinson, funcionario del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) en el periodo de Felipe Calderón y asesor de su esposa, Margarita Zavala, quien recibió poco más de 130 millones de pesos en el sexenio anterior, a través de dos empresas: STEnegea y Grupo de Economistas y Asociados (GEA).

En tercera posición se encuentra el abogado Carlos Mancera Corcuera, quien fue subsecretario de Educación Pública en el gobierno de Ernesto Zedillo. Este recibió 44.4 millones de pesos a través de Valora Consultoría, cuyo otro socio es su antiguo jefe en la SEP, Miguel Limón Rojas (padre de Lía Limón). Adicionalmente, recibió otros 387 mil 500 pesos por su cuenta.

Miguel Székely Pardo, quien formó parte de las administraciones de Vicente Fox y Calderón como subsecretario de Educación y Desarrollo Social, respectivamente, obtuvo 20.4 millones de pesos a través de Estrategias de Acompañamiento y Servicios Educativos, razón social del Centro de Estudios Educativos y Sociales que dirige.

Sin embargo, no son los únicos nombres que aparecen en la lista, ya que también fueron beneficiados con dinero público figuras como María Amparo Casar, fundadora –junto con Claudio X. González- y directora de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), quien ha recibido hasta 5.7 millones de pesos de parte de Canal Once.

Otras figuras polémicas que destacan son la del exconsejero electoral Luis Carlos Ugalde, la activista María Elena Morera (vinculada a Genaro García Luna), Jaime Zabludowsky (opositor al etiquetado en alimentos), el economista Carlos Elizondo, el extitular de la CNDH, Luis Raúl González Pérez; o Alejandro Poiré, secretario de Gobernación de Calderón.

Sin embargo, esta situación cambió drásticamente tras la llegada de López Obrador a la Presidencia, pues durante su mandato solo siete integrantes de Signos Vitales han recibido dieciocho contratos por un valor de 6 millones de pesos; mientras que con Peña Nieto quince de ellos recibieron 170 contratos por 774.4 millones.

Con información de Sin Embargo.

Tomado de https://www.themexico.news/feed/

A %d blogueros les gusta esto: