abril 18, 2021

Esta nueva droga se popularizó en Holanda gracias a los medios de comunicación

Después de varios informes alarmistas de los medios locales, muchos jóvenes empezaron a buscar en Google como conseguir la 3-MMC.#Sonora #Expresion-Sonora.com ---> Tomado de http://vice.com/es_latam/rss...

En el otoño de 2020, la docuserie Verdoofd (Anestesiado) le presentó a los televidentes holandeses la vida de Boaz, un hombre de 27 años que no había dormido desde que descubrió una nueva droga llamada 3-MMC. Ahora necesita su dosis antes de hacer cualquier cosa, incluso doblar la ropa.

Desde que su historia salió al aire, los medios de comunicación holandeses se obsesionaron con la 3-MMC, también conocida como metafedrona, una droga sintética de la familia de la catinona que se parece mucho a la 4-MMC o mefedrona. La mayoría de los países que han prohibido la 4-MMC también han prohibido la 3-MMC debido a su estructura similar, pero en los Países Bajos todavía se puede comprar legalmente.

Publicidad

Varios informes sobre el tema salieron en un período corto de tiempo para crear conciencia sobre esta nueva droga peligrosa que estaba “destruyendo” la vida de los jóvenes. Algunos padres de familia hicieron sonar desesperadamente las campanas de alarma sobre esta sustancia potencialmente mortal, mientras que varios alcaldes holandeses dijeron estar al borde de “la desesperación” porque la 3-MMC era una “droga terrible y muy adictiva”. Los alcaldes se unieron para escribir una carta al jefe del departamento de justicia holandés, resaltando el hecho de que la droga seguía disponible legalmente.

Pero si la 3-MMC es tan horrible y adictiva, ¿por qué la gente querría probarla en primer lugar? Los medios alarmistas omitieron convenientemente esta pregunta.

Si alguien sabe la respuesta es el tipo que la inventó. “La 3-MMC es muy útil si quieres ser momentáneamente más amable con las personas que te rodean”, dijo el inventor de la droga, que se hace llamar Dr. Zee. Zee desarrolló la 3-MMC y docenas de otras drogas sintéticas similares para una empresa con sede en Israel, y dice que siempre prueba sus inventos en él mismo antes de que distribuirlos. Está convencido de que sus drogas tienen múltiples usos terapeuticos y medicinales, incluso para mejorar la concentración y reducir los tics físicos en pacientes con Parkinson.

Dicho esto, el Dr. Zee reconoce que algunas personas tienen dificultades para controlar su consumo. “La 3-MMC hace que el cerebro piense que todo está bien. Eso es porque, estructuralmente, se parece a la dopamina”, explica. La dopamina es un neurotransmisor —producido por nuestro propio cerebro— que nos hace sentir bien. A pesar del atractivo de la 3-MMC y el potencial de usarla en exceso, el Dr. Zee dice que hay una forma segura de disfrutarla. “Es cuestión de crear un sistema. Descubriremos una manera de utilizar 3-MMC de manera constructiva”.

Publicidad

Kaj Hollemans, que se especializa en asesoramiento legal utilizado para informar las políticas nacionales sobre drogas, alcohol y juegos de azar, cree que los informes de los medios no solo han exagerado el problema del 3-MMC, sino que probablemente han provocado que su uso se dispare. “Hace unos años, nadie consumía 3-MMC” dijo por teléfono.

Los periodistas, policías y alcaldes holandeses se esfuerzan por informar a los jóvenes sobre los peligros de la droga, pero Kaj cree que las advertencias podrían tener el efecto contrario. “Cada vez que se publica una historia como esa, las búsquedas de Google sobre cómo comprar 3-MMC aumentan”, dice.

“Esta es exactamente la razón por la que no queremos participar en ninguna cobertura mediática”, me dijo Jeannette Ooink, del centro de rehabilitación de drogas holandés Tactus. Después de una explicación más detallada sobre el ángulo de este artículo, Jeannette expresó su alivio. Dijo que varios periodistas se han acercado a la 3-MMC con el mismo conjunto de preguntas, enfocándose en cuán terrible es la droga y eso la está cansando. Muy pocas personas se han acercado al centro de rehabilitación para pedir ayuda con la droga, agregó.

Aunque definitivamente hay personas que tienen problemas con la 3-MMC, por lo general es gente que también consume drogas más populares, como cocaína o speed. Además, no hay una estimación condiable disponible sobre la cantidad de personas que la usan. El poco conocimiento que tenemos actualmente sobre la droga no justifica el frenesí de los medios en los Países Bajos, señaló Ooink.

Publicidad

La 3-MMC no está exenta de riesgos y es probable que sea bastante adictiva, agregó. Muchos usuarios notan que sienten una fuerte necesidad de seguir consumiendo una vez que la pruban. Al mismo tiempo, cree que las personas que ya consumen muchas otras sustancias la utilizan principalmente como una droga “complementaria”.

Es por eso que la gente de Tactus cree que los medios de comunicación deberían mirar más allá y preguntar: ¿por qué los jóvenes se sienten atraídos por drogas como la 3-MMC? “Los jóvenes quieren pasar el rato y divertirse”, dice Ruud Rutten, director de Tactus. “Quieren traspasar los límites y conocerse a sí mismos y a los demás. Pero, ¿cuándo hemos creado un espacio en nuestra sociedad para hacer eso de una manera segura? Las escuelas a menudo se enfocan únicamente en que los jóvenes estudien y obtengan un título. Las bares son cada vez menos adecuados para estos jóvenes, porque no se les permite consumir [drogas] allí”.

Como resultado, los jóvenes terminan experimentando en privado, como Masha*, que se autodenomina “una consumidora ocasional en casa”. El aburrimiento durante el confinamiento la orilló a buscar algo nuevo y probó la 3-MMC por primera vez en octubre de 2020 después de escucharla en las noticias. “Buscaba principalmente cosas que fueran fáciles de conseguir, algo que no requiriera contactar a un dealer poco confiable”, explicó.

Publicidad

El secretario de Estados de Salud de los Países Bajos, Paul Blokhuis, quiere criminalizar la droga, considerando que se parece mucho a sustancias ilegales como la anfetamina y la MDMA.

“Siempre estamos detrás de las personas que producen estas drogas sintéticas”, dijo en noviembre de 2020. Actualmente está trabajando con el Departamento de Justicia para crear una ley radical que prohíba cientos de materias primas utilizadas en la fabricación de diferentes sustancias, y colocar la 3-MMC en la misma categoría legal que las drogas como la cocaína y el speed. Él ve la prohibición como la única respuesta a este problema.

Pero Kaj Hollemans, que está muy familiarizado con las políticas de drogas holandesas, dice que esa no es la respuesta. “La prohibición en realidad va a crear más problemas”, dijo. “No es que las sustancias desaparezcan mágicamente una vez que las declaras ilegales. Lo que falta es una conversación sobre la reducción de los riesgos asociados con estas sustancias”.

Por su parte, el Dr. Zee cree que el plan del gobierno holandés de prohibir su creación es “claramente un error que se corregirá muy pronto”. “Por supuesto que existen riesgos de uso excesivo, pero no se puede culpar a la droga por ello”, dice. Todo depende de cómo se maneje la sustancia”.

*Se ha cambiado el nombre.

#Sonora #Expresion-Sonora.com —> Tomado de http://vice.com/es_latam/rss

A %d blogueros les gusta esto: