febrero 24, 2021

Ernesto de Hannover reclama a su hijo la devolución de varios castillos

http://rss.dw.com/rdf/rss-sp-all...

El príncipe Ernesto Augusto de Hannover ha demandado a su hijo y le ha exigido la devolución del castillo de Marienburg y de otras propiedades que le había traspasado al culparlo de “ingratitud”, lo que le da derecho, argumenta, a revocar su donación, informó este martes (16.02.2021) un tribunal alemán.

Según la Audiencia Provincial de Hannover, el demandante señala que le regaló a su hijo, el príncipe heredero Ernest Augusto de Hannover, los castillos de Marienburg y de Calenberg, en el municipio de Pattensen-Schulenburg, así como el de Herrenhausen, en Hannover, entre los años 2004 y 2007 como herencia en vida.

No obstante, posteriormente el ahora demandado “se apropió en términos graves de los derechos, bienes e intereses del demandante”, incluidas obras de arte y antigüedades del patrimonio familiar, sostiene el príncipe, que precisa en concreto que su hijo trató a sus espaldas de hacerse con el control de la fortuna de la casa de Hannover, señala el comunicado.

Ernesto Augusto de Hannover hijo, durante la inauguración de la exposición '1716, el último año de la vida de Leibniz', en septiembre de 2016.

Ernesto Augusto de Hannover hijo, durante la inauguración de la exposición ‘1716, el último año de la vida de Leibniz’, en septiembre de 2016.

Así, según el demandante, el príncipe heredero llevó a cabo su destitución como presidente de la fundación familiar y planeó la donación del palacio de Marienburg al estado federado alemán de Baja Sajonia, en contra de la voluntad de su padre. Asimismo le acusa de hacerle firmar “a ciegas” un poder que anula el derecho del demandante a revocar su donación como constaba anotado originariamente en el registro de bienes raíces.

El heredero, de 37 años, respondió que las acusaciones son infundadas y falsas, aunque se negó a dar detalles por consideración a su familia. “También para proteger a mi padre”, dijo. El heredero quiso donar por un euro Marienburg al estado federado de Baja Sajonia, a lo que su padre se opuso. Luego la dejó, junto a su inventario, en manos de una fundación. Esta solución, argumenta, permite “la preservación a largo plazo del castillo de Marienburg como el monumento cultural principal de Baja Sajonia, que sigue siendo accesible al público para todos”, explicó. (efe/dpa)

http://rss.dw.com/rdf/rss-sp-all

A %d blogueros les gusta esto: