octubre 25, 2022

Encuentran una estela dual con complejos relieves en Uxmal, cerca de un tramo del Tren Maya

Una deidad femenina ‘de ojos grandes’ se inscribió antiguamente en la estela dual maya encontrada en la zona arqueológica de Uxmal, en Yucatán. Sucedió el segundo fin de semana de octubre, en 2022. Un equipo de trabajadores del Programa de Mejoramiento...

Una deidad femenina ‘de ojos grandes’ se inscribió antiguamente en la estela dual maya encontrada en la zona arqueológica de Uxmal, en Yucatán.

Sucedió el segundo fin de semana de octubre, en 2022. Un equipo de trabajadores del Programa de Mejoramiento de Zonas Arqueológicas (Promeza) realizaba labores cerca de la zona arqueológica de Uxmal, en la Península de Yucatán. En medio de la jornada, se encontraron con una estela maya dual, que tenía un intrincado patrón grabado por ambos lados.

El documento de piedra se encontró en el Parque Hundido de la antigua urbe maya. Por la complejidad de la estela, arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) intervinieron. Esto fue lo que encontraron.

También lee: La arquitectura maya reflejó la relación que la cultura tenía con el Universo

Una deidad femenina con el pecho abierto y ojos grandes

[embedded content]

‘Uxmal’ se traduce del maya como «la tres veces construida». Aunque su etimología no se ha explicado «satisfactoriamente», reconoce el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAHI) de México, fue una de las ciudades mayas más poderosas de la Península de Yucatán. De hecho, fue el asentamiento más poderoso de la región Puuc, fundado hacia el 500 a.C.

En aras de buscar una mayor conectividad y tránsito hacia la Península, el gobierno de México ha impulsado la creación del Tren Maya: un megaproyecto que ha devastado parte de la selva yucateca y, a su paso, ha revelado vestigios arqueológicos únicos. Cerca del sitio de Uxmal, se reportó el hallazgo de una estela dual maya con relieves intrincados por ambos lados.

estela dual maya
Vista panorámica de la zona arqueológica de Uxmal. | Crédito: Alejandro Hernández Osuna / Wikimedia Commons / Creative Commons Zero, Public Domain Dedication

Diego Prieto Hernández, director del INAH, destacó en una conferencia que la estela dual maya se encontró in situ. Es decir, que estaba justo en el lugar donde los mayas erigieron su monumento en la época prehispánica. Los investigadores a cargo del estudio se asombraron de encontrar una deidad inscrita en la parte norte de la piedra:

«[En una cara] muestra a una deidad femenina de ojos grandes, barbillas en la comisura de la boca y pecho descubierto; porta un pectoral de tres hileras de perlas, brazaletes igualmente decorados con perlas, una falda reticulada que le llega a los talones y sostiene un quetzal en la mano izquierda,» según la describen en un comunicado.

Por las inscripciones en ambas caras, se piensa que fue una estela conmemorativa. Las inscripciones corresponden al estilo Puuc y Chenes, típicos de la Península de Yucatán, aseguran los arqueólogos. Una descripción más detallada de la estela dual maya saldrá publicada en el próximo número de Arqueología mexicana, una de las revistas más aclamadas en el país.

Sigue leyendo:

El misterio de Petén Itzá, el último de los reinos mayas en Guatemala con 21 pirámides

Las ciudades mayas ya estaban contaminadas con altos niveles de mercurio más de 1,500 años

Tomado de https://www.ngenespanol.com/