noviembre 9, 2022

Encuentran momias egipcias con tatuajes de ‘protección para el parto’, enterradas hace 3,500 años

Enterradas en el sitio arqueológico del Nuevo Reino, los restos de momias con tatuajes tienen inscripciones alabando al dios de la maternidad y la infancia. Sucedió en el sitio del Nuevo Reino, ubicado en Deir el-Medina. Un equipo de arqueólogas encontró...

Enterradas en el sitio arqueológico del Nuevo Reino, los restos de momias con tatuajes tienen inscripciones alabando al dios de la maternidad y la infancia.

Sucedió en el sitio del Nuevo Reino, ubicado en Deir el-Medina. Un equipo de arqueólogas encontró los restos de unas momias con tatuajes perfectamente conservados, a la altura de la espalda baja. Como la piel sobrellevó un proceso de momificación intrincado, el mensaje impreso todavía se conserva —y parecen ser alabanzas a un antiguo dios que protegía a las mujeres durante el parto.

Representado como un dios enano de pectorales amplios, Bes se encargaba de proteger a las madres y a las infancias egipcias. Aunque en algunos registros históricos se le describe como ‘de apariencia grotesca’, para las mujeres embarazadas y las familias jóvenes ésta era una figura de profunda ternura en el Antiguo Egipto, que les acompañaba al momento de dar a luz y durante los primeros años de maternidad.

Te sugerimos: La leyenda de las mil momias: los misteriosos restos humanos que quedaron en las islas Canarias

Al interior del ‘Lugar de la Verdad’

El sitio de Deir el-Medina se erigió a las orillas del Nilo, frente a la ciudad egipcia de Luxor. Fue ahí mismo donde, hace 100 años, Howard Carter encontró la tumba de Tutankamón. Los hallazgos que se han conseguido en el lugar han marcado hitos en la historia de la investigación arqueológica. Por ello, se considera uno de los yacimientos más ricos de todo el país.

Antiguamente, durante el Imperio Nuevo, a este espacio se le conocía como el Lugar de la Verdad: «una comunidad planificada, un gran barrio con calles rectangulares cuadriculadas y viviendas para los trabajadores responsables de construir las tumbas de los gobernantes egipcios«, documenta Live Science. Esta planeación urbana se diseñó hace, al menos, 3 mil 500 años.

En aquel entonces, los hombres adultos iban a trabajar en la creación de estas tumbas como jornaleros. Mientras tanto, las mujeres y niños se quedaban en el pueblo. Evidencia de esta cotidianidad se ha encontrado en el Gran Pozo, un agujero repleto de talones de pago, recibos y cartas personales antiquísimas. 

También lee: La historia de Ötzi: la momia de los 61 tatuajes que fue asesinada hace 5,300 años

Amuletos de protección para dar a luz

momias con tatuajes
Una reconstrucción de un tatuaje en la parte inferior del torso y las piernas de una de las mujeres egipcias momificadas. | Crédito: Anne Austin/Universidad de Missouri-St. Louis

Justo en la necrópolis del sitio fue donde el equipo de la Universidad de Missouri-St. Louis encontró a las momias con tatuajes de protección. La investigación se centró en el caso de dos mujeres y 3 figurillas inéditas, cuyas inscripciones comparten motivos de alabanza al dios Bes. Así lo describen los autores para Journal of Egyptian Archaeology:

«Se comparten varios motivos recurrentes entre estas mujeres y las figurillas, incluido el uso de imágenes de Bes, elementos nilóticos y puntos en el cuello», escriben los autores. «En algunos casos, las figurillas y las mujeres incluso comparten la misma ubicación de los tatuajes en su cuerpo, lo que sugiere que la ubicación combinada y los motivos del tatuaje son parte integral de su función y/o significado».

El equipo de investigación reconoce que no es la primera vez que se tiene registro de tatuajes y motivos similares. Por el contrario, las plegarias de protección a Bes —y a su contraparte femenina, Bestet— fueron comunes entre las mujeres jóvenes del Antiguo Egipto. Generalmente, como es el caso de las mujeres encontradas, están relacionados con rituales de purificación para llegar sanas al parto.

De cualquier manera, el hallazgo es excepcional porque pocas veces se encuentran restos de piel tatuada de tal antigüedad. Generalmente, los tejidos se pierden o deterioran notablemente, lo que impide que estos registros se conserven. Al respecto, la autora principal del estudio, Anne Austin, declaró que «nuestras únicas posibilidades de encontrar tatuajes son cuando los saqueadores han dejado la piel expuesta».

Sigue leyendo:

Encuentran la momia de Nefertiti, la mítica faraona que dominó el Antiguo Egipto

La historia de ‘Juanita’, la momia humana mejor conservada de las Américas

Las 5 momias más famosas de la historia que han sorprendido a la humanidad

Tomado de https://www.ngenespanol.com/