En plena escalada en Oriente Medio, EEUU despliega el portaviones más grande del mundo: el USS Gerald R. Ford

Estados Unidos se ha comprometido a respaldar a Israel tras el violento ataque perpetrado por Hamás el 7 de octubre. Washington se ha apresurado a ofrecer recursos para mantener en funcionamiento el sistema de defensa aérea “Cúpula de...

Estados Unidos se ha comprometido a respaldar a Israel tras el violento ataque perpetrado por Hamás el 7 de octubre. Washington se ha apresurado a ofrecer recursos para mantener en funcionamiento el sistema de defensa aérea “Cúpula de Hierro” y, en una demostración de fuerza, ha enviado a la región uno de sus activos militares más preciados: el portaviones USS Gerald R. Ford.

Se trata del buque de guerra más grande del mundo, un elemento táctico que estuvo en desarrollo durante casi veinte años y cuyo despliegue inaugural se produjo hace apenas un año, en concreto, el 4 de octubre de 2022. El portaviones, que lleva el nombre del 38º presidente estadounidense, es el primero de una clase que podría reemplazar a los portaviones de clase Nimitz.

La primera nueva clase de portaviones de EEUU en 40 años

Estados Unidos ha tardado cuatro décadas en poner en marcha una nueva clase de portaviones. Si bien algunos especialistas advierten que este tipo de activos militares han perdido relevancia en la guerra moderna, otros están convencidos que siguen siendo importantes. En cualquier caso, tener un buque de este tipo es sinónimo de poder y, en muchos escenarios, puede ser útil para la disuasión.

El nuevo Gerald R. Ford es enorme y, como era de esperar, estrena una enorme cantidad de mejoras respecto de los otros portaviones de la Armada. Estamos frente a un vehículo de 337 metros de largo, 76 metros de alto y con una cubierta de vuelo de 78 metros. Aquí, precisamente, es donde encontramos una de las principales innovaciones del buque, en su sistema de lanzamiento.

Durante mucho tiempo, los portaviones han utilizado catapultas de vapor para lanzar los cazas en medio de un escenario de combate, vigilancia o entrenamiento. Si bien este sistema ha ido mejorando, haciéndose más seguro y requiriendo menos tiempo de preparación, la Armada de Estados Unidos introdujo un nuevo concepto: la catapultas EMALS (Electromagnetic Aircraft Launch System).

El nuevo sistema de catapultas del USS Gerald R. Ford

El nuevo sistema, desarrollado por General Atomics, elude la necesidad de utilizar un pistón de vapor y lo sustituye por un motor de inducción lineal. En otras palabras, la plataforma móvil de lanzamiento se mueve gracias a la fuerza electromagnética. Y esto trae consigo una gran cantidad de ventajas. Desde mayor fiabilidad hasta la posibilidad de “catapultar” aeronaves mucho más pesadas.

USS Gerald R. Ford llega al Mediterráneo oriental

Otra de las ventajas de este navío es su capacidad de portar una gran cantidad de vehículos aéreos. Entre los modelos admitidos encontramos los Lockheed Martin F-35 Lightning II, Boeing F/A-18E/F Super Hornet, Boeing EA-18G Growler, Grumman C-2 Greyhound, Northrop Grumman E-2 Hawkeye, Sikorsky SH-60 Seahawk y drones tanto de reconocimiento como de ataque.

USS Gerald R. Ford

Mover esta mole por los océanos y hacer funcionar todos sus sistemas, así como brindar las condiciones necesarias para los casi 5.000 marineros que irían a bordo, requería de una enorme cantidad de energía. En este sentido, Northrop Grumman optó por incorporar dos reactores nucleares de nuevo diseño. El A1B desarrollado por Bechtel Corporation puede generar tres veces la energía eléctrica necesaria.

El USS Gerald R. Ford también puede ser objeto de diversos ataques por parte del enemigo. En este sentido, al igual que otros portaviones, incorpora sensores y sistemas de defensa. El portaviones tiene un radar AN/SPY-3 de matriz de exploración electrónica activa y un radar AN/SPY-4 de matriz de exploración pasiva, sistemas que, en su conjunto, permiten detectar amenazas inminentes.

Asimismo, el barco es capaz de disparar misiles RIM-162 ESSM de defensa y misiles guiados RIM-116, así como munición calibre 25 y calibre 50 a través de ametralladoras Mark 38 y M2, respectivamente. Y, por si esto fuera poco, viaja acompañado del crucero de Ticonderoga USS Normandy (CG 60), así como de los destructores Arleigh Burke USS Thomas Hudner (DDG 116), USS Ramage (DDG 61), USS Carney (DDG 64) y USS Roosevelt (DDG 80).

Imágenes: Armada de Estados Unidos

En Xataka: Al fin sabemos qué comían los marineros en alta mar en el siglo XVI. Gracias al CSIC y a un galeón hundido

#Sonora #Expresion-Sonora.com –> Tomado de https://www.xataka.com/index.xml