octubre 11, 2021

Emilio Lozoya simuló operaciones de minería para disfrazar pago de sobornos

A través de empresas fachada, que estarían proveyendo servicios vinculados con el sector de la minería, Emilio Lozoya Austin, exdirector de Petróleos Mexicanos, habría encubierto parte de los sobornos por los que actualmente está sujeto a un proceso penal.

De acuerdo con el periodista Raúl Olmos, de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), el exfuncionario habría realizado transferencias a través de Tochos Holding, la empresa ‘offshore’ que creó para administrar los pagos que Altos Hornos de México (AHMSA) le entregó por la adquisición de la planta de Agro Nitrogenados.

A través del banco UBS de Suiza, se detectaron dos traspasos. El primero, por 75 mil 500 dólares, fue realizado en noviembre de 2011, siendo la empresa beneficiaria Gorich International, una empresa con sede en Hong Kong, por presuntos proyectos bajo los nombres ‘Zaniza’ y Chihuahua, sin que haya mayor información al respecto.

El segundo se llevó a cabo dos meses más tarde, en enero de 2012, a una compañía llamada SL Global Holdings –también basada en Hong Kong- por unos presuntos ‘proyectos mineros en México’, por 15 mil dólares. De acuerdo con los archivos públicos de la isla oriental, esta última sociedad fue disuelta en 2019, mientras que la primera sigue activa.

De igual forma, los pagos a los asesores internacionales de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto –los cuales habrían sido cubiertos con los 10 millones de dólares de los sobornos de Odebrecht- habrían sido disfrazados como operaciones simuladas por la supuesta consultoría para proyectos mineros inexistentes.

Además, uno de los ejecutivos de la empresa que cuenta con la concesión de la mina de litio más grande del mundo -Bacanora Holdings- también recibió dinero de parte de Tochos Holdings, a través de una consultoría llamada Plan B. Se trata de Andrés Antonius, quien en 2012 fungió como parte del equipo de transición del priista.

El 13 de noviembre de aquel año, Plan B recibió un depósito por 39 mil dólares por una presunta asesoría para la adquisición de inmuebles. Ese mismo día, Lozoya adquirió una residencia en la colonia Lomas de Bezares, la cual fue adquirida con los sobornos recibidos de parte de AHMSA para adquirir la planta de fertilizantes que provocó daños al erario por 216 millones de dólares.

Tras la participación de Antonius en el equipo de Peña, Bacanora Holdings recibió hasta seis concesiones para la explotación de litio en Sonora durante la primera mitad de ese sexenio. Hasta 2019, el perfil del directivo incluía su participación como asesor del priista; sin embargo, esta referencia fue borrada una vez que inició el proceso contra Lozoya.

Además de las acusaciones en contra de políticos que habrían recibido pagos para aprobar la Reforma Energética del gobierno anterior, el nombre de Lozoya volvió a cobrar relevancia luego de que la columnista Lourdes Herrera publicara unas fotografías en las que se ve a Lozoya cenando en un restaurante de la Ciudad de México.

Tras ser capturado en España y extraditado, Lozoya se acogió a un criterio de oportunidad ofrecido por la Fiscalía General de la República (FGR) a cambio de que ofreciera todos los pormenores de los 10 millones de dólares que Odebrecht pagó a cambio de recibir proyectos de obra pública. En el expediente, se denuncia la cercanía de Mendoza con el presunto cerebro de la operación, Luis Videgaray.

El principal señalado en el expediente Lozoya es el excandidato presidencial Ricardo Anaya, a quien se señala por recibir 6.8 millones de pesos por la Reforma Energética. De acuerdo con algunos medios de comunicación, Claudio X. González -fundador de MCCI- estaría detrás del financiamiento y posicionamiento del panista.

Con información de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

Imagen:

Tomado de https://www.themexico.news/feed/

A %d blogueros les gusta esto: