enero 18, 2022

El universo Marvel apabulla en 2021 impulsado por Spider-Man

El éxito de Spider-Man: No Way Home lanza a la franquicia de superhéroes a dominar la taquilla como nunca antes, con el 30% de todas las entradas vendidas durante 2021 en EEUU Leer#ExpresionSonoraNoticias Tomado de http://estaticos.elmundo.es/elmundo/rss/cultura...

Actualizado Martes,
4
enero
2022

01:07

El éxito de Spider-Man: No Way Home lanza a la franquicia de superhéroes a dominar la taquilla como nunca antes, con el 30% de todas las entradas vendidas durante 2021 en EEUU

Zendaya, en 'Spider-Man: no way home'.
Zendaya, en ‘Spider-Man: no way home’.

La tendencia ya era clara y cristalina desde mucho antes de que arreciara la pandemia con su sexto azote. La era del coronavirus no ha hecho más que acentuarla. En los cines de Estados Unidos no cabe otra cosa que no sean las grandes producciones, los superhéroes y las franquicias sin fecha de caducidad. El cine más complejo, el profundo, el humilde incluso, el de autor, apenas tiene espacio. Y en esta nueva escenografía nadie brilla más que Marvel. En la última década, seis veces ha terminado el año con uno de sus títulos en lo más alto de la taquilla y 2020 no ha sido excepción.

Spider-Man: no way home no solo ha sido la clara dominadora de 2021 sino que ha dejado registros de antes de la pandemia, superando los 1.300 millones de dólares de recaudación en todo el mundo y 609 millones en Estados Unidos. Es, sin duda, un hito más que reseñable por darse en otro año difícil para la industria por los efectos del covid. Los 4.469 millones de dólares recaudados en EEUU invitan al optimismo pero aún están a años luz de de los 11.300 millones que se facturaron en 2019, cuando la curva era claramente ascendente. Después llegó el primer contagio en Wuhan y, pocos meses después, la hecatombe para el cine.

Marvel, con el 30% de la taquilla en EEUU en 2021, ya se ha sobrepuesto a la crisis y tiene su máquina bien engrasada. De hecho, su cuota de mercado era del 18% en 2018, el año en que Black Panther y Vengadores: infinity war dominaron con claridad la taquilla. La diferencia es que superar los mil millones de dólares entonces era casi habitual. Cinco títulos lo lograron a nivel global y una cinta como Bohemian Rhapsody, sin más superhéroe al volante que el insigne Fredy Mercury, estuvo a punto de lograrlo. En 2021, solo el efecto de reunir a los tres intérpretes de Spider-Man en un solo filme ha producido semejante resultado.

Scarlett Johansson, en 'Viuda negra'.
Scarlett Johansson, en ‘Viuda negra’.

El éxito de la propuesta protagonizada por Tom Holland, Zendaya, Marisa Tomei y Benedict Cumberbatch ha sido tal que sobrepasó la marca de los mil millones de dólares en todo el mundo en su segundo fin de semana. Ningún título había sido tan rápido en ese aspecto desde el estreno de Star Wars: El despertar de la fuerza en 2015.

El paradigma que impera es aún más evidente por el viraje demográfico que ha provocado la pandemia en salas. Los jóvenes de entre 18 y 35 años, menos temorosos ante los efectos del virus, han ampliado su mayoría en el patio de butacas frente a la cautela del público más mayor. Ese escenario ha favorecido a las grandes superproducciones y al mundo de los cómics.

No es de extrañar que una obra con sello como West Side story, la versión de Steven Spielberg del clásico de 1961, se haya estrellado en taquilla. Ni la loa generalizada de la crítica ha podido impedir que aún esté por debajo de los 30 millones de dólares de recaudación en EEUU. El resultado es aún más pobre a nivel internacional. No ha terminado ni entre los 30 filmes más taquilleros del año.

Tampoco le fue bien a Ridley Scott en su incursión en las atrocidades de la Francia medieval, con Ben Affleck y Matt Damon como escuderos de lujo en El último duelo. Estrenada a mediados de octubre tan solo logró embolsarse 10 millones de dólares en EEUU, una ruina. Su presupuesto fue de 100 millones de euros. La historia es incluso más deprimente en el caso de Nomadland, ganadora del Oscar a mejor película, o de Minari, nominada a seis estatuillas doradas. Sus cifras de recaudación son poco más que anecdóticas.

Es un universo de cine comercial en el que Disney, dueña de Marvel, es la dominadora indiscutible. Solo dos películas ajenas al imperio del ratón Mickey, Bad boys for life y Jurassic World, han logrado alzarse con el puesto más alto anual de la taquilla estadounidense en la última década. El resto ha sido Star Wars, Pixar o Marvel.

Los últimos meses no han sido muy distintos en ese aspecto. Entre las 10 primeras películas de 2021 aparecen también Shang Chi y la leyenda de los diez anillos, con 432 millones de dólares en todo el mundo, Viuda negra, con Scarlett Johansson de protagonista, y Eternals, todas de Disney. Siempre superhéroes.

Lo diferente ha sido la todavía baja afluencia de público con respecto a los años previos a la pandemia, que se ha traducido en una caída de más del 60% en caja respecto a 2019. Había muchas esperanzas depositadas en un fin de año potente, pero la variante ómicron frenó el ímpetu hacia la salas. Tan solo Spider-Man en su enrevesada novena entrega ha logrado reverdecer viejos laureles.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

#ExpresionSonoraNoticias Tomado de http://estaticos.elmundo.es/elmundo/rss/cultura

A %d blogueros les gusta esto: