El TSJM vuelve a dar la razón a las familias sobre la ilegalidad de las cocinas fantasma en Arganzuela

El Ayuntamiento recurrió la sentencia ganada por la Asociación de Familias del Colegio Miguel de Unamuno hace dos cursos por la ilegalización de las cocinas fantasma ubicadas al lado de este colegio. Temas: Actualidad, Ayuntamiento de Madrid, Movimiento vecinal, UrbanismoLeer artículo...

El pasado mes de julio la Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ratificó el fallo emitido en primera instancia sobre la ilegalidad de las cocinas fantasma de la calle Alejandro Ferrant 8, en Arganzuela, y que fue recurrido por el Ayuntamiento de Madrid. La denuncia fue interpuesta por la la Asociación de Familias (AFA) del CEIP Miguel de Unamuno cuando descubrieron que el Ayuntamiento había permitido la instalación de 12 cocinas industriales, con una extensión de casi 600m2, al lado de este colegio público. El fallo da la razón a las familias en cuanto responsabiliza al consistorio por permitir estas instalaciones tan cerca del centro escolar. Sus quejas iban dirigidas hacia la inconveniencia de su ubicación y el tipo de licencia que no permitía la actividad con la que venían funcionando. Así lo advirtieron durante meses a la administración municipal pero esta les ignoró, y fue entonces cuando las familias tuvieron que recurrir a los tribunales.

Pero la justicia es lenta y mientras transcurría el proceso judicial -de la demanda hace ya dos cursos escolares- la empresa de las cocinas ilegales decidió cerrarlas. La AFA celebra la ratificación del TSJM y se reafirman en que “las cocinas fantasma al lado de nuestro colegio nunca deberían haberse instalado ahí”. Las madres y padres de familias hacen balance y están convencidas de que las cocinas cerraron en gran medida por su presión y la del vecindario, por lo inadecuado de la ubicación y las enormes molestias que causaban. Asimismo valoran la victoria que obtuvieron en primera instancia y el reconocimiento por parte del Ayuntamiento de la irregularidad de algunas de las obras acometidas tras la denuncia de un vecino. Fueron clave también las declaraciones de un trabajador que dejaban en evidencia la falta de seguridad y salubridad en la nave.

Aún y con el fallo a su favor las familias consideran que “si la empresa hubiera querido seguir, las cocinas ahora mismo estarían abiertas ya que el Ayuntamiento insistía e insiste en apoyar esta ilegalidad”, sostiene Iris Arisa, integrante de la AFA del Colegio Miguel de Unamuno. Las quejas, avisos y el recurso de los vecinos no fueron suficientes para el gobierno de Martínez Almeida e insistió en recurrir la primera sentencia de manera casi inexplicable. “Si el Ayuntamiento opta por recurrir esta segunda sentencia, estará obligando a las familias a seguir invirtiendo tiempo, esfuerzo y dinero en una situación que nunca debió llegar a suceder”, sostiene Noelia Cabezas, madre del colegio y vecina del barrio.

De la misma manera las familias del Colegio Miguel de Unamuno piden al alcalde reconocer que este tipo de negocios no pueden estar en zonas residenciales y por tanto se legisle de manera específica. Para ello proponen recuperar e incorporar a la normativa vigente las peticiones que a través de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) presentaron distintos vecindarios afectados por las cocinas industriales en todo Madrid. “No nos basta con la actualización unilateral de unas normas urbanísticas insuficientes heredadas del anterior delegado de Urbanismo que no son más que parches que no dan una solución real al problema”, añade Julie Delabarre, también madre del colegio. Las familias aseguran que continuarán solicitando una regulación de las cocinas fantasma que proteja a los vecindarios, sobre todo cuando está en juego la salud y la seguridad de niñas y niños.

Con el fallo y las cocinas cerradas las familias piden al Ayuntamiento que deje de recurrir, ya que puede hacerlo y volverse a repetir la historia

Con el fallo y las cocinas cerradas las familias piden al Ayuntamiento que deje de recurrir, ya que puede hacerlo y volverse a repetir la historia. “Esperamos que no sea así y que la victoria esta vez sea firme”, solicitan desde la AFA.

Tomado de https://www.elsaltodiario.com/general/feed