abril 18, 2022

El serrucho | Y va de nuez…

Nadie podrá negar que la Semana Santa se convierte en un parteaguas en donde la...

Nadie podrá negar que la Semana Santa se convierte en un parteaguas en donde la gran mayoría de los mexicanos cambiamos hábitos y rutinas. Algunos porque tienen días de descanso, otros porque sienten el cambio de actividades y otros más por el tema religioso.

Las ciudades se les ve menos movimiento, mucho menor tráfico estés donde estés, se respira una especie de tranquilidad que sólo te dan estos días y así les pudiera seguir, es un hecho la Semana Santa te dimensiona otro escenario y porqué no decirlo te calma y te relaja.

A ello tenemos que sumarle que los políticos y políticas descansan y ello nos da una enorme tranquilidad, no hubo mañaneras, o se descansa de las cotidianas agresiones y de la toxicidad de la misma, una que otra gira relacionada con la actividad de las fechas por gobernadores o presidentes municipales, pero nada que nos distraiga de estos días de asueto.

Y el funcionario que pretenda influir en el ánimo de los ciudadanos es castigado con el látigo del desprecio y la ignorancia, pues nadie en su sano juicio desea en estas fechas estar escuchando esos terribles rollos de políticos que sólo se dedican a culpar o a justificar su inoperancia.

Así que debemos agradecer que estos días, nos dejan descansar de tanta declaración y de tanta infamia que se da y se vive en la política. Ojalá y fuera más seguido este tipo de fechas, ojalá y que existiera una especie de veda política, en donde se vayan a donde quieran pero dejen de estar hable y hable, y promoviendo su desgastada imagen.

La Semana Santa que vivimos en este abril tampoco se pareció a otras pues la movilización fue mucho menor a lo que se esperaba. ¿A qué se debe?… les aseguro que no fue por miedo a los contagios, no, nada que ver, esta Semana Santa se sintió la falta de dinero y la crisis económica que se vive en el país.

La gente se guardó y guardó lo poco o mucho que tiene, prefirió encerrarse en su casa o simplemente dio la vuelta en algún lugar de su entorno y se evitaron esas caras salidas que te dejan temblando la cartera, salgas a donde salgas.

Pero ni modo, “nada es para siempre” las fechas llegan a su destino y a seguirle dando, a pesar de los pesares, así que bienvenidos a la vida de nueva cuenta, y qué lastima que tengamos que soportar esos bombardeos de información en donde sṕlo justifican sus incapacidad y en donde el objetivo es enfrentar y dividir.

Aquí la dejamos y les deseo que esta Semana Santa les haya dado un poco de tranquilidad, como me la dio a mí, es en serio, cuando los políticos guardan silencio, algo bueno se aprecia en el ambiente y pues va de nuez y seguirle dando.

De ida

Hasta el momento de escribir este texto, las cosas marchaban bien en territorio sonorense, las carreteras tranquilas y con buena vigilancia, la Guardia Nacional pendiente de los vacacionistas, ahora como nunca se vieron los policías atendiendo a los ciudadanos.

Los municipales también hicieron su chamba, al menos los de Hermosillo, me tocó verlos en la carretera a Kino en sus famosos carruseles, que es cuando una patrulla marca la velocidad y nadie la puede rebasar, esto significa seguridad y así se evitan accidentes.

Pero lo más importante son los paseantes que en lo general se cuidaron y respetaron los protocolos existentes, es cierto, no se vieron los montones de jóvenes bloqueando bulevares y tomando hasta el amanecer, no al menos como en otros años y eso es muy bueno.

De vuelta

No cabe duda que la noticia deja de serlo cuando todos los días sucede lo mismo. Me refiero a la guerra en Ucrania, pareciera que ya finalizó, pero por el contrario Rusia arrecia su ofensiva y sigue masacrando a miles de ucranianos.

¿Qué sucederá en los próximos días? será que se venga una ofensiva final, o se llegará a un acuerdo, ojalá y sea lo segundo, pues el tiempo le está dando a Rusia cierta ventaja, al parecer el mundo entero tiene tantas preocupaciones que sólo se concentran en lo suyo, es triste decirlo pero hoy día lo que sucede en Ucrania ya no le importa mucho al mundo. ¡Suena duro verdad!… pues así es.

Aserrín

El tema de los topes en el acotamiento de la carretera a Bahía de Kino siempre será algo a discusión, algunos lo ven bien como parte de la seguridad para evitar rebasar por ese espacio. Otro lo vemos como un desperdicio de carretera que no se usa adecuadamente como lo hacen en muchas carreteras del país con esas características.

Así es la vida, a unos les gusta a otros no.

Tomado de https://www.elsoldehermosillo.com.mx/rss.xml

#ExpresionSonoraNoticias

#Sonora

#Hermosillo

#RedesSociales

#ESN