El regreso de Mira Sorvino tras 20 años de ostracismo por resistirse a Harvey Weinstein

Estrella en los años 90, fue eclipsada por resistirse a Weinstein. Ahora vuelve a brillar en 'Impeachment' Leer#ExpresionSonoraNoticias Tomado de http://estaticos.elmundo.es/elmundo/rss/cultura...

Actualizado Miércoles,
19
enero
2022

08:59

Estrella en los años 90, fue eclipsada por resistirse a Weinstein. Ahora vuelve a brillar en ‘Impeachment’

La actriz Mira Sorvino interpreta a la madre de Monica Lewinsky.
La actriz Mira Sorvino interpreta a la madre de Monica Lewinsky.CARLO ALLEGRI

No está muy claro quién es la verdadera estrella de Impeachment, la nueva entrega de American Crime Story del siempre afilado y persuasivo Ryan Murphy. A priori debería ser Monica Lewinsky pero la galería de secundarios de la serie que recrea las múltiples ramificaciones del escándalo que sacudió la presidencia de Bill Clinton es tan explosiva que bien podrían serlo Linda Tripp (la amiga traidora que entregó a Lewinsky al FBI), el fiscal-sabueso Kenneth Starr, Paula Jones (la primera mujer en denunciar por acoso a Clinton) o Marcia Lewis, la madre de Lewinsky, a la que interpreta una estupenda Mira Sorvino.

La actriz llevaba un par de décadas apartada de los grandes proyectos, pero está de vuelta. Está rodando un biopic sobre Ferruccio Lamborghini y este año estrenará un puñado de películas y dos series. Su regreso a primera línea en 2020 también fue de la mano de Ryan Murphy, que le dio un papel muy simbólico en Hollywood. Allí Sorvino interpretaba a una estrella de cine venida a menos por haber tenido un romance con un magnate que había decidido hundir su carrera. En la serie, que jugaba a imaginar un Hollywood utópico (sin racismo ni homofobia), su personaje recibía una oportunidad tras años de ostracismo.

Sorvino pasó de ser una de las estrellas de Hollywood con mayor proyección a protagonizar telefilmes de serie B. La ganadora de un Oscar y un Globo de Oro en 1996 por Poderosa Afrodita de Woody Allen fue en los 90 uno de los rostros más emblemáticos del cine independiente, protagonizando filmes como Beautiful Girls y Blue in the face. Pero su carrera se desplomó en los dosmiles, cuando pasó a interpretar a la mujer de Papá Noel en Buscando a Santa Claus. Un caso parecido al de Ashely Judd,que pasó de compartir pantalla con Al Pacino y Robert De Niro en Heat a actuar en La gran aventura de Winter el delfín y La gran aventura de Winter el delfín 2. Ambas tienen en común haberse negado a ceder al chantaje sexual de Harvey Weinstein.

En el caso de Sorvino, la cima del éxito y el principio del acoso coincidieron en un mismo tiempo y lugar: el Festival de Cine de Toronto de 1995. Allí empezó a salir con Quentin Tarantino (que había estrenado un año antes Pulp Fiction y era la joya de la corona de Miramax) y se vio por primera vez Poderosa Afrodita, donde interpreta magistralmente a una prostituta con corazón de oro. Años después Sorvino explicó que, durante el festival, Weinstein trató de establecer contacto físico no deseado con ella en una habitación de hotel. Lo explicó Ronan Farrow en el famoso artículo de The New Yorker que prendió la mecha del MeToo y acabó con el fundador de Miramax condenado por violación. «Sabía lo suficiente para haber hecho más de lo que hice», reconoció Tarantino poco después.

Peter Jackson también confesó que intentó contratar a Ashley Judd y a Sorvino para la trilogía de El señor de los anillos, pero que fue disuadido. «Recuerdo que nos decían que eran una pesadilla para trabajar y que teníamos que evitarlas a toda costa. Visto ahora me doy cuenta de que era una campaña de desprestigio», dijo el neozelandés. Dos décadas depsués, el regreso de Sorvino sabe a victoria aplazada, aunque sea agridulce.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

#ExpresionSonoraNoticias Tomado de http://estaticos.elmundo.es/elmundo/rss/cultura