abril 29, 2022

El problema medioambiental del papel higiénico y qué utilizar en su lugar

El uso del papel higiénico resulta una comodidad, algo imprescindible hoy día. Pero también causa daño al medio ambiente, conoce alternativas. #Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://ecoinventos.com/...

Problemas papel higiénico. Imagen: Brian A Jackson Shutterstock

No cabe duda que el uso del papel higiénico resulta una comodidad, algo imprescindible hoy día en nuestra sociedad. Pero también causa daño al medio ambiente. Por ejemplo, el uso medio de papel higiénico de un estadounidense es de 3 rollos por semana.

Este consumo destruye los bosques e impacta significativamente en el cambio climático.

Pulpa de madera.

Muchos fabricantes de papel higiénico utilizan pulpa de madera de bosques canadienses.

Esto lo revela un nuevo informe del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales titulado «The Issue with Tissue».

Por desgracia, estas empresas no usan material reciclado cuando fabrican papel higiénico. La mayoría de las personas no saben que el papel se fabrica con madera de bosques centenarios.

Además desconocen el daño ambiental que esto representa. Anthony Swift, director del Proyecto Canadá del NRDC comentaba que «mantener el bosque boreal canadiense es vital para evitar las peores consecuencias del cambio climático”.

Materia prima para el papel higiénico.

El ingrediente es la pulpa de papel, aunque puede provenir de material reciclado, generalmente no es así. Este material podría ser por ejemplo, paja o como el bambú que se usa para fabricar pañales.

Sin embargo se utiliza principalmente la madera, conocida como fibra virgen que además nunca se ha usado para ningún otro producto.

Fabricar fibra virgen requiere el uso de un molino que produce astillas de madera. Además necesita un proceso químico para blanquear la pulpa.

También estos procesos requieren de un gasto de energía para separar las fibras.

Todo esto genera al final más carbono que cualquier producto fabricado con otro tipo de pulpa.

Por otro lado, fabricar un solo rollo de papel consume 140 litros de agua. Además del transporte del papel.

Las marcas suspenden en sostenibilidad.

Nos encontramos por desgracia con ciertas marcas que no se preocupan en absoluto por el medio ambiente y que no usan productos reciclados. Revisa las etiquetas.

Pero dentro de este sector, también hay empresas que quieren que sus productos sean sostenibles, que afecten lo menos posible al medio ambiente y que usan material reciclado. Busca estas marcas y compra su papel.

Alternativas al papel higiénico tradicional.

Who Gives a Crap

Para empezar, una de las alternativas la encontramos en “Who Gives a Crap”, una compañía que produce papel higiénico 100% ecológico.

Es un papel económico y la empresa dona el 50% de sus ganancias al saneamiento y construcción de inodoros en los países en desarrollo.

Bidet

Se trata de una de las alternativas más cómodas, fáciles de usar y mejores al papel higiénico.

Además, no es necesario cambiar el inodoro ni instalar otro aparato en el baño. Hoy en día hay muchos accesorios de bidé en el mercado que pueden dirigir un refrescante chorro de agua allí donde lo necesites. Estos accesorios son higiénicos, saludables y pueden utilizarse siempre que haya agua corriente en la casa.

Se pueden comprar tipos que se empotran en el asiento o tipos con cabezal de rociado que se utilizan como el accesorio de una manguera.

Pulverizador de botellas de plástico

¿Sabes que el jabón para platos viene en esas prácticas botellas exprimibles con una boquilla en la parte superior? Una vez que los hayas usado, lávalos y reutilízalos como pulverizadores. Piensa en ello como una alternativa de emergencia. Sólo tienes que llenarlo de agua y dirigir el chorro hacia donde quieras.

Eso sí, asegúrate de vaciar estas botellas por completo y de lavarlas bien antes de usarlas. Los detergentes pueden irritar los tejidos delicados, y lo que se pretende es limpiar y refrescar, no provocar picores y ardor durante días.

Paños familiares

Si has utilizado pañales de tela para tus hijos, pañuelos caseros o compresas menstruales de algodón reutilizables, los «paños familiares» podrían ser una de las mejores alternativas al papel higiénico para ti.

Básicamente, cada miembro de la familia tiene un número determinado de paños de algodón para limpiarse después de ir al baño. Después, puedes echarlos en un recipiente de plástico sellado junto al inodoro que tiene vinagre o agua con lejía en su interior. Una vez que el recipiente se haya llenado, puedes lavarlos con agua caliente en la lavadora.

Si usas esta alternativa, asegúrate de que cada miembro de la familia tenga asignado un color distinto. En lo que respecta a la higiene personal, no son artículos que realmente quieras compartir. No es la opción más cómoda e higiénica pero si sostenible.

Toallitas biodegradables para bebés

No son sólo para los niños pequeños: también son muy útiles para los adultos. De hecho, te encantará descubrir lo agradables que son de usar. Están ligeramente húmedas gracias a que se humedecen con ingredientes como el hamamelis y el aloe.

Importante, asegúrate de comprar los biodegradables o de fabricar los tuyos propios. Los primeros suelen estar hechos de bambú, algodón o pulpa, y puedes echarlos en una pila de compost.

También puedes hacer toallitas reutilizables para bebés.

Hojas de gordolobo

Las hojas de la planta de gordolobo se conocen como «papel higiénico para vaqueros» y son una alternativa ideal al papel higiénico. Sus grandes y suaves hojas son agradablemente peludas al tacto y son extraordinariamente eficaces.

Además, esta planta tiene grandes propiedades antiinflamatorias. Como resultado, pueden aliviar problemas como las erupciones y las hemorroides cuando se utilizan de forma tópica.

Hojas de plátano

Si te encuentras en un lugar donde los plátanos son más prolíficos que las plantas de gordolobo, sus hojas son una alternativa muy práctica. Son grandes y suaves, y naturalmente biodegradables. Además, crecen con asombrosa rapidez, lo que las convierte en un recurso renovable ideal.

Procura recoger las hojas de plátano de menor crecimiento con antelación y no sólo cuando las necesites. Pueden ser un poco difíciles de alcanzar, y es mejor tenerlas a mano para que sean de fácil acceso, en lugar de tratar de llegar a ellas cuando la naturaleza llama.

Hojas de maíz

No tires las hojas de maíz después de haberlas cosechado. Mientras que las hojas pueden ser un poco ásperas una vez que se han secado, las frescas son suaves al tacto. Además, son biodegradables y muy eficaces.

Pero si de verdad quieres dejar de usar papel higiénico, tienes que conocer a Patri y Fer, su experiencia te facilitará el camino.

¿Conoces alguna otra alternativa?

#Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://ecoinventos.com/