El ‘penthouse’ de la corrupción de Mauricio Tabe

Durante el actual proceso electoral, el diputado Mauricio Tabe Echartea (PAN), candidato a la alcaldía Miguel Hidalgo, ha sido señalado por diversas irregularidades, las cuales van desde el desvío de recursos públicos de otras demarcaciones hasta la fabricación de evidencia falsa para desprestigiar a su principal contrincante.

A través de las redes sociales, la exdirectora de Desarrollo Social de la alcaldía Benito Juárez y esposa del político, Laura Alejandra Álvarez Soto, está promoviendo una operación inmobiliaria con un penthouse con roof garden privado; sin embargo, no queda claro qué clase de transacción es, ya que ella afirma en su publicación que es una renta, mientras que el enlace que compartió asegura que es una venta.

Por la cantidad que se aprecia en la publicación -6.4 millones de pesos- es más probable que la operación que el matrimonio Tabe Álvarez busca concretar sea la venta definitiva del inmueble. De acuerdo con el Registro Público de la Propiedad de la capital, el legislador panista sí cuenta con una propiedad de estas características.

Según los datos públicos disponibles, Mauricio Tabe cuenta con un departamento –el 501- ubicado en el edificio número 614 de la avenida Concepción Béistegui, en la colonia Del Valle, alcaldía Benito Juárez, el cual fue adquirido el 3 de diciembre de 2009 por un monto de 2 millones 527 mil pesos, menos de la mitad de lo que planean obtener por él.

Es de llamar la atención la ubicación del inmueble debido a que, hasta antes de lanzarse como candidato a una alcaldía distinta a la que reside, Tabe Echarte fungía como diputado por esta demarcación en el Congreso de la Ciudad de México; además de que su esposa laboró en la administración de esta desde hacía doce años.

De hecho, la renuncia de Álvarez está vinculada a los escándalos en los que se ha visto envuelto su marido, ya que se dio el pasado 1 de marzo, después de que la Contraloría General de la Ciudad de México inició una investigación en su contra por el destino de 42.5 millones de pesos, tras señalamientos de que habrían sido utilizados para impulsar la campaña de este.

Además, se trata de una de las zonas en donde operó el famoso ‘Cártel Inmobiliario’ que se benefició de manera indebida de diversos mecanismos jurídicos para expander ilegalmente la construcción de edificios habitacionales e aumentar sus costos; cuyas operaciones se incrementaron de manera exponencial durante el gobierno de Miguel Ángel Mancera.

Pero las irregularidades no terminan ahí. Pese a que la información que acredita que Mauricio Tabe es el propietario del departamento 501 del 614 de Concepción Béistegui es de dominio público y puede ser consultada, el panista omitió incluir dicha propiedad en su declaración patrimonial.

A pesar de que, según el Registro Público de la Propiedad, el ahora candidato adquirió dicha propiedad una década antes, en su reporte de bienes como funcionario público de 2019 –año en el que comenzó su labor legislativa- no informó sobre ninguna propiedad, limitándose a declarar ingresos anuales por más de 400 mil pesos, más de 600 mil pesos en inversiones y una deuda de entre 700 mil y 2 millones de pesos.

Sin embargo, no es el único integrante de Acción Nacional que ha sido señalado por sus operaciones inmobiliarias. Este martes, el periódico El Universal publicó que la Fiscalía General de la República (FGR) investiga las propiedades que el exsenador Jorge Luis Lavalle adquirió entre 2011 y 2018.

De acuerdo con el rotativo, las autoridades investigan los recursos con los que el entonces legislador adquirió cinco propiedades en la Ciudad de México y Campeche –algunos de ellos con dramáticos sobrecostos-, en la misma época en la que presuntamente habría recibido sobornos a cambio de la aprobación de la Reforma Energética.

Con información de La Jornada, El Universal, Forbes México y el Registro Público de la Propiedad.

Imagen: ESPECIAL

Tomado de https://www.themexico.news/feed/

A %d blogueros les gusta esto: