noviembre 18, 2022

El misterio de Winchcombe, el meteorito de 300,000 años que contiene todos los componentes para la vida

Con restos de agua extraterrestre y otros componentes para la vida, el meteorito Winchcombe se encontró en el Reino Unido. Ésta es su historia. Sucedió en el poblado de Gloucestershire, al suroeste de Gran Bretaña. En 2021, un meteorito impactó con...

Con restos de agua extraterrestre y otros componentes para la vida, el meteorito Winchcombe se encontró en el Reino Unido. Ésta es su historia.

Sucedió en el poblado de Gloucestershire, al suroeste de Gran Bretaña. En 2021, un meteorito impactó con fuerza la Tierra. Casi de inmediato, por las dimensiones del objeto, un equipo del Museo de Historia Natural en Londres fue a recolectarlo para conservarlo casi prístino. Por las condiciones del objeto celeste, lo identificaron como ‘Winchcombe’.

En los últimos 30 años, no se había registrado un meteorito tan bien conservado. Incluso, los investigadores piensan que sus componentes podrían «preparar el escenario para la evolución de la vida«, dijeron en un comunicado. Ésta es la razón.

También lee: Qué sabemos de Chicxulub, el asteroide masivo que impactó Yucatán y exterminó a los dinosaurios

Después de un viaje de 300,000 años

A partir del análisis de Winchcombe, los científicos determinaron que llegó a la Tierra después de un viaje de 300 mil años. Y lo que es más: cuenta con los componentes elementales par albergar vida. Entre ellos, agua con isótopos de hidrógeno similares a los que se encuentran en nuestro planeta.

Los investigadores piensan que el meteorito fue parte de un asteroide más grande que orbitaba entre Marte y Júpiter. Se asume que alguna piedra en el Cinturón de Asteroides impactó la roca, desprendiendo pedazos chiquitos, explican los autores en Science Advances. Así nació Winchcombe.

De la misma manera, al interior del meteorito se encontraron aminoácidos. Estos son los ‘ladrillos’ para construir el ADN. Por ello, explican los investigadores, en su interior podría albergar vida:

«El meteorito de Winchcombe está increíblemente bien conservado y tiene todos los ingredientes que pueden comenzar a crear un entorno adecuado para que evolucione la vida dentro», explican los investigadores en el portal oficial del museo.

Lo verdaderamente impresionante de este descubrimiento es que Winchcombe no fue contaminado. Esto contribuye a la teoría de que los meteoritos carbonosos pudieron traer las moléculas básicas para la vida a nuestro planeta, hace miles de millones de años.

Sigue leyendo:

Un meteorito prehistórico impactó el Ártico con la fuerza de 8,500 bombas atómicas

El misterio de Tunguska, el «meteorito» que impactó Siberia con la fuerza de 300 bombas atómicas sin dejar rastro

Qué sabemos de Methuselah, la estrella más vieja del Universo

Tomado de https://www.ngenespanol.com/