El maxtlatl o taparrabos, la bella prenda de los mexicas

El Maxtlatl es una especie de taparrabos que utilizaban los varones de civilizaciones mesoamericanas como lo fueron los aztecas. Indaguemos más sobre esta importante prenda prehispánica.

Pocos son los vestigios y reliquias que nos quedan de los atuendos prehispánicos, debido a las practicas rituales de las civilizaciones mesoamericanas o por las mismas condiciones climáticas.

Sin embargo, al recurrir a los códices, a las voces de los herederos de las tradiciones prehispánicas y a las representaciones en materiales arqueológicos, podemos conocer un poco más sobre los atuendos.

Es importante señalar que fueron las plantas las que proveyeron las fibras para la elaboración de las telas en aquella época. Los atuendos solían elaborarse con yuca, palma y, sobre todo del ixtle, que proviene del maguey.

¡Descubre el México Auténtico a través de nuestro podcast!

El Maxtlatl en las civilizaciones prehispánicas

El Maxtlatl, también conocido como tlalpilli, fue la prenda que vistieron los varones de Mesoamérica a partir de los 13 años.

El material con el que se elaboraba dependía del rango del portador, aunque en su mayoría se realizaba con fibras vegetales. El tejido se fabricó con yuca o fibras de palma para la gente común. Mientras que, para las clases más altas, se elaboraba con algodón.

De acuerdo con Patricia Rieff Anawalt, durante los tres mil años que van del periodo formativo y la llegada de los españoles, el taparrabos fue la prenda masculina básica.

El maxtlatl era un lienzo de tela que recubría los genitales. Para ello se tenía que pasar entre las piernas y atarse a la cintura de su portador. Los extremos de esta tela podían colgar al frente o detrás del cuerpo.

En cuanto al color de esta prenda, solía predominar el blanco, pero las de los dignatarios se distinguía por los bordados o flecos en los extremos.

Por otro lado, en algunas regiones, las clases altas usaban taparrabos de color rojo, en la región Puebla-Tlaxcala. Ahí se le conocía como nochpalmaxtlatl. Mientras que en la región de México-Tenochtitlan, el color del taparrabos era de color azul.

De hecho, Anawalt asegura que existe evidencia que la prenda se portó en las civilizaciones del altiplano, sobre todo en figurillas de barro procedentes de Tlatilco y en culturas del Golfo.

En cuanto a las culturas olmecas, a los gobernantes se les representó en esculturas con taparrabos más largos que se sujetaban por una especie de cinturón ancho. Por otro lado, un gran número de figurillas del periodo Clásico de Teotihuacan, también son una reliquia sobre el uso de este taparrabos.

En lo que respecta al maxtlatl azteca, la prenda solía dar la vuelta por la cintura, de modo que ambos extremos pasaban entre las piernas. De ahí los extremos se ataban al frente con un gran nudo para que las puntas cayeran desde la cintura hasta las rodillas.

¿Y tú ya conocías esta prenda prehispánica?

maxtlatlmesoamericataparrabos prehispanicovestimenta

México Desconocido Conoce México, sus tradiciones y costumbres, pueblos mágicos, zonas arqueológicas, playas y hasta la comida mexicana.

Tomado de https://www.mexicodesconocido.com.mx/