abril 28, 2022

El futuro de la fuerza

...

Estados Unidos, Reino Unido y Australia han pactado desarrollar nuevos misiles hipersónicos para crear una versión de la OTAN para Asia y el Pacífico. La respuesta no se hizo esperar por parte de China…

La invasión a Ucrania por parte de Rusia reveló la ineficacia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para evitar la barbarie. También advierte el nivel absurdo a que han llegado las guerras. Rusia aplicó el principio de “guerra sin restricciones” definida por el alto mando militar chino. Consiste en que “la primera regla de la guerra sin restricciones es que no hay reglas”.

En la guerra ahora hay una combinación de herramientas electrónicas, diplomáticas, informáticas, económicas y de propaganda. Según el ex secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel “en la guerra las cosas pueden descontrolarse y quedar a la deriva”.

Estados Unidos, Reino Unido y Australia han pactado desarrollar nuevos misiles hipersónicos para crear una versión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) para Asia y el Pacífico. La respuesta no se hizo esperar por parte de China. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, dijo: “Con la excusa de la crisis de Ucrania o de mantener la seguridad en la región Asia-Pacífico estos países se han unido ahora para cooperar en el desarrollo de armas hipersónicas. Esto solo aumentará el riesgo de proliferación nuclear e intensificará la carrera armamentista”.

Por otra parte, Vladimir Putin instó a los fabricantes de armas de su país a desarrollar misiles hipersónicos, aún más avanzados para mantener la ventaja de su nación en tecnología de guerra. Por su parte, el ejército ruso ha afirmado que sus misiles Avangard tienen capacidad de volar 27 veces más rápido que la velocidad del sonido y realizar maniobras en su trayecto hacia un objetivo para esquivar el escudo antimisiles del enemigo.

La dependencia de Europa de los energéticos rusos le ha permitido al Kremlin financiar su desarrollo militar. La suspensión significa cancelar el almuerzo pagado por el petróleo y el gas. Esto es lo que está haciendo ahora Alemania al diversificar sus fuentes de energía y extender la vida útil de sus tres centrales nucleares.

A las guerras actuales se les llama guerras híbridas porque resultan de la combinación de fuerzas convencionales y no convencionales, combatientes y civiles, destrucción física.

La invasión rusa y la carrera armamentista nos está hablando de una tendencia suicida de los gobiernos. ¿Cómo pueden los líderes mundiales afirmar que Putin ha cometido crímenes de guerra y agregar que debería seguir en el poder?

También se ha subestimado a Rusia debido a que solo representa el 3% de la economía mundial. Pero ha demostrado que aprovechó su superioridad energética para amenazar al mundo. Y ahora con su reciente exhibición de fuerza con el misil RS-28 Sarmat, con el que advirtió a Occidente sobre su fuerza nuclear. Rusia es una potencia insatisfecha.

¿Dónde esta la concertación mundial en favor de diálogo y cuyo objetivo prioritario es la paz? El nuevo orden mundial está formado por polos de poder: Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia, China, potencias regionales como Irán y Turquía, Japón y el Reino Unido que actúan cada vez más independientes de unos Estados Unidos cada vez más debilitados.

El panorama no es alentador. Sobre todo porque la mejor guerra es la que se evita.

smota@eleconomista.com.mx

Sergio Mota Marín

Economista

Economía y Sociedad

Escritor y licenciado en economía, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México. De 1984 a 1990 fue embajador de México ante el Reino de Dinamarca, donde se le condecoró con la orden Dannebrog.

Tomado de https://www.eleconomista.com.mx/