El doctor Stephen Karanja hizo fama global por decir que la vacuna era innecesaria. Muere de COVID

Son "totalmente innecesarias", dijo Karanja sobre las vacunas, semanas antes de sucumbir a la enfermedad. #Sonora #Expresion-Sonora.com ---> Tomado de http://Sinembargo.com/rss...

Karanja, reconocido detractor de la vacunación en Kenia, falleció el pasado jueves, una semana después de ser ingresado al hospital por la enfermedad.

Ciudad de México, 3 de mayo (SinEmbargo).- Stephen Karanja, médico obstetra, ginecólogo y presidente de la Asociación de Médicos Católicos de Kenia, falleció debido al coronavirus, luego de convertirse en un ferviente detractor de las vacunas y abogar en foros por el uso de la hidroxicloroquina, la ivermectina y la inhalación de vapor para combatir la enfermedad.

El fallecimiento del médico keniano fue confirmado por el periodista Emmanuel Onyango en un artículo publicado en la BBC.

El médico, también conocido por haberse opuesto a la vacunación contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) y contra el tétanos, falleció el pasado jueves, una semana después de ser ingresado al hospital por complicaciones derivadas de la infección ocasionada por el virus.

Son “totalmente innecesarias”, dijo Karanja sobre las vacunas, semanas antes de sucumbir a la enfermedad.

“Hay medicamentos que han sido reutilizados y utilizados de manera efectiva para tratar la COVID-19 (…) también sabemos que la vacunación para esta enfermedad es totalmente innecesaria, lo que hace que la motivación sea sospechosa”, escribió el médico keniano en una carta fechada el pasado 3 de marzo, según el texto de Onyango.

“Aconsejamos que una vacuna contra la COVID-19 es innecesaria y no debe administrarse. Hacemos un llamado a toda la gente de Kenia para que eviten tomarla”, declaró Karanja en la carta lanzada a través de la Asociación de Médicos Católicos de Kenia.

Sus declaraciones llevaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a señalar que “(la vacuna) que se distribuye en Kenia, ha sido revisada y considerada segura no sólo por el riguroso proceso de la OMS, sino también por varias autoridades reguladoras estrictas”.

“La vacuna se ofrece al público de Kenia de forma voluntaria, nadie se verá obligado a tomarla. Aseguramos al público que recibir la vacuna es una de las formas más seguras de mantenerse a salvo porque la COVID-19 tiene consecuencias potencialmente mortales y ya ha matado a millones de personas”.

Una mujer recibe una dosis de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, fabricada por el Instituto Serum de India, en el hospital nacional Kenyatta, en Nairobi, Kenia. Foto: Brian Inganga, AP

“Hacemos un llamado a los kenianos que recibirán esta vacuna como parte del grupo prioritario para que acepten la vacuna como una herramienta recomendada y eficaz contra el virus”, señaló la OMS en el texto titulado Declaración de la OMS sobre el asesoramiento de la Asociación de Médicos Católicos de Kenia sobre las vacunas y el tratamiento COVID-19.

“Nos alienta la posición adoptada por la Iglesia católica en Kenia, que ha reunido su apoyo a la vacuna. El arzobispo Anthony Muheria, de la arquidiócesis de Nyeri, ha declinado rechazar la vacuna y ha animado a sus fieles a aceptarla”, culmina el texto de la Organización Mundial de la Salud.

Por su parte, la Conferencia de Obispos Católicos de Kenia se apartó de la posición de Karanja al indicar que las vacunas son “lícitas y éticamente aceptables”.

#Sonora #Expresion-Sonora.com —> Tomado de http://Sinembargo.com/rss

A %d blogueros les gusta esto: