abril 13, 2022

El caso Hartung, la adictiva y morbosa serie de moda en Netflix que viene de Dinamarca

El nuevo éxito de Netflix es El caso Hartung, un adictivo (y morboso) thriller que llega desde Dinamarca y que cuenta una historia de asesinatos sin resolver. Leer#ExpresionSonoraNoticias Tomado de http://estaticos.elmundo.es/elmundo/rss/cultura...

Actualizado Domingo,
31
octubre
2021

14:09

El nuevo éxito de Netflix es El caso Hartung, un adictivo (y morboso) thriller que llega desde Dinamarca y que cuenta una historia de asesinatos sin resolver.

Tráiler de El caso Hartung, la adictiva y morbosa serie de moda en NetflixNETFLIX

El misterio sigue de moda. Y El caso Hartung, el nuevo éxito de Netflix, ofrece altas dosis de intriga alrededor de una trama que sucede en Dinamarca.

La historia que cuenta esta serie cuya primera temporada se desarrolla a lo largo de seis capítulos es oscura y tenebrosa. Y hasta morbosa. Su punto de partida es el asesinato de dos mujeres en Copenhague. Ambas parecen haber sido víctimas del mismo asesino. Alguien que se ha tomado la molestia de añadir a la escena del crimen un muñeco hecho con castañas.

Si a eso le sumamos que hay otra chica desaparecida (su cadáver nunca fue hallado) desde hace un año y que se trata de la hija de la ministra de Asuntos Sociales, la trama adquiere otra dimensión.

UN THRILLER DIFERENTE

Aunque se trata de un thriller con detalles que hemos visto muchas veces (la pareja de agentes que no se lleva bien, varios sospechosos, sorpresas inesperadas en el caso y finales en alto de cada capítulo, por ejemplo), en El caso Hartung hay muchos detalles que la hacen diferente.

Aquí, el protagonismo recae en dos agentes: Naia Thulin (Danica Curcic) y Mark Hess (Mikkel Følsgaard). Si la primera está sobrepasada por el trabajo y no encuentra momento para disfrutar de su hija o de su nueva pareja, en el caso de su colega el misterio por saber qué ocurre en su vida privada, de la que apenas habla, genera interés capítulo a capítulo.

UNA MINISTRA EN CRISIS

Dicho esto, Rose Hartung (Dorner), la Ministra de Asuntos Sociales, es otro personaje destacado de la trama. Tras abandonar la política durante un año debido a la desaparición de su hija, su regreso a la escena pública está trufada de amenazas y una situación familiar que tampoco la hace feliz.

La siempre complicada conciliación entre trabajo y maternidad (y paternidad), los escasos medios para investigar por parte de los agentes y hasta el escabroso hilo argumental que tiene que ver con el abuso infantil configuran una intriga potente pero pausada. Un thriller nórdico solvente, que resulta inquietante por profundizar en la crisis de identidad de sus protagonistas, que se enfrentan a sus particulares demonios, y que ha sido creado por unos guionistas que saben cómo generar intriga.

DEL CREADOR DE ‘THE KILLING’

El creador y el director de El caso Hartung son los mismos de la muy recomendable The Killing, uno de los mejores productos daneses vistos en televisión en los últimos tiempos. En este caso se ha adaptado la novela The Chesnut Man que Søren Sveistrup escribió en 2018 y que ha participado en este proyecto. Y, sin desvelar nada del final, podría haber segunda temporada.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

#ExpresionSonoraNoticias Tomado de http://estaticos.elmundo.es/elmundo/rss/cultura