Ejecutados en el barrio de Orriols dos desahucios con violencia en menos de una semana

Los desalojos dejan a dos familias con menores en la calle y trece militantes heridos en València.Temas: Actualidad, Derecho a la vivienda, Desahucios, País Valenciano, ValenciaLeer artículo completoTomado de https://www.elsaltodiario.com/general/feed...

El barrio valenciano de Orriols ha vivido, en menos de una semana, dos desahucios con brutalidad policial que han acabado con dos familias con menores sin un techo bajo el que dormir. Hoy, jueves 19, una decena de agentes policiales se han personado en el número 6 de la calle Anna, donde residen Yolanda y José, junto a sus tres hijos. Allí, han desalojado de forma violenta a los activistas del Sindicat de Barri d’Orriols que protegían la entrada al portal. Empujones y zarandeos que han dejado un balance de cinco heridos, uno de los cuales ha tenido que acudir al hospital por una lesión en el brazo.

Todo ello se suma al episodio del lunes en Duc de Mandas, 20, muy similar a este. Mónica y su familia, con dos menores de edad y un informe de vulnerabilidad, fueron expulsados de su vivienda sin una alternativa habitacional. En esa ocasión, fueron ocho los activistas que resultaron heridos a raíz de la actuación policial.

Mientras la comitiva judicial subía a la vivienda, se han producido varios encontronazos entre policía y vecinos, entre los que destaca el haber obligado a una mujer a borrar una fotografía de su teléfono móvil

Ambos operativos han seguido la misma dinámica: una llegada rápida de varios vehículos policiales y un desalojo de los activistas por la vía rápida y sin negociación previa a base de empujones y agarrones. En el segundo de los desahucios, mientras la comitiva judicial subía a la vivienda, se han producido varios encontronazos entre policía y vecinos, entre los que destaca el haber obligado a una mujer a borrar una fotografía de su teléfono móvil. Asimismo, han impedido que Yolanda estuviera acompañada en el momento de recibir a la comitiva, por mucho que los presentes han advertido a los agentes de los problemas de ansiedad que estaba sufriendo la afectada. Varios militantes del Sindicat de Habitatge de València han destacado que buena parte de los agentes habían estado presentes en ambos desahucios.

La propiedad de ambas viviendas corresponde a fondos buitre. La de Yolanda y José pertenece a Coliseum, una filial de Cerberus Capital Management; la de Mónica y su familia, en cambio, está en manos de Blackstone, la sociedad que controla el mayor número de viviendas en España, más de 40.000. Según fuentes del Sindicat, Mónica fue visitada en varias ocasiones, entre el primer intento de desahucio y el segundo y definitivo, por representantes de la propiedad del piso, para ofrecerle dinero a cambio de marcharse.

A pesar de lo dramático de ambos acontecimientos, ha destacado el apoyo a las afectadas, que han estado rodeadas y apoyadas en todo momento, tanto por las vecinas como por las militantes del Sindicat, que tienen claro los pasos a seguir: “Hay que organizarse y ser muchas más. Seguiremos luchando por una vivienda gratuita y bajo el control de las trabajadoras”.

Tomado de https://www.elsaltodiario.com/general/feed