junio 29, 2021

Dos de los detenidos por masacre en Reynosa son víctimas de secuestro, afirman familiares

Luego de que el Gobierno de Tamaulipas informara que había detenido a trece presuntos responsables por la masacre en Reynosa; primero cinco la semana pasada y recientemente ocho, entre ellos el supuesto líder de una facción del Cartel del Golfo (CDG), Jorge Iván Cárdenas Martínez (La Vaca), familiares y organizaciones de derechos humanos acusaron que al menos dos de ellos son víctimas de secuestro.

Familiares de los jóvenes aseguraron en un reportaje de Noticieros Televisa de Denise Maerker que sus seres queridos, Alfonso Margarito Aguilar González y Ramiro Licea, fueron golpeados y torturados para declararse culpables por el multihomicidio registrado el pasado 19 de junio en la ciudad fronteriza de Reynosa, Tamaulipas.

Sofía Aguilar, hermana del joven Alfonso Margarito (El Simba), sostuvo que él fue sacado de su domicilio a la fuerza por gente armada la noche del 22 de mayo de 2021. La mujer denunció los hechos ante la Fiscalía de Tamaulipas el 24 de mayo y detalló que alrededor de quince personas con pasamontañas y armas largas entraron a su casa para llevarse a su familiar.

El domingo pasado, Alfonso Margarito fue vinculado a proceso y trasladado al penal de Reynosa, aunque entre sus declaraciones manifestó que las fuerzas de élite GOPES lo torturaron para que admitiera su participación en los hechos delictivos.

‘Dice que le pusieron una bolsa en la cabeza, le aventaron unos perros para que lo mordieran para que él se echara la culpa’, explicó Sofía Aguilar.

Por su parte, Herlinda Muñoz, madre de Ramiro Licea, también denunció que su hijo es víctima de secuestro y que lo obligaron a ‘tronar armas, agarrar los volantes de las camionetas, las puertas de los carros y les pusieron drogas en las bolsas de sus pantalones’.

De acuerdo con la versión de los familiares, la fiscalía del estado realizó cateos en sus viviendas tras denunciar las irregularidades en el proceso contra los detenidos.

No obstante, en entrevista con Denise Maerker, el fiscal de Tamaulipas, Irving Barrios, rechazó que su dependencia haya realizado algún cateo contra familiares de los detenidos y narró la presentación de los presuntos implicados en el caso.

Agregó que el Ministerio Público encontró elementos suficientes para que al menos cuatro personas fueran presentadas ante la autoridad penal por el delito de secuestro.

Irving Barrios sostuvo que en el caso de Alfonso Margarito los familiares ya no quisieron continuar con la denuncia.

“Ese es el antecedente que nosotros tenemos. Esa persona ya no estaba en la lista de personas privadas por eso es que de inmediato no saltó en el sistema cuando se presenta por parte de los elementos de seguridad”.

El fiscal de Tamaulipas aseguró que el 1 de julio, un juez resolverá si quedan o no vinculados a proceso los detenidos y si hubo irregularidades en la captura.

Portada: Web

Tomado de https://www.themexico.news/feed/

A %d blogueros les gusta esto: