Diabetes y alcohol: las consecuencias de tomar bebidas alcohólicas sin controlar bien el azúcar en sangre

Cuando se tiene diabetes, beber alcohol tiene el riesgo de hipoglucemia. Entre las recomendaciones de expertos estan no tomar alcohol con el estómago vacío o cuando la glucosa en sangre esté baja #Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de https://eldiariony.com/feed...

El alcohol puede conducir a niveles más altos de azúcar en la sangre o niveles demasiado bajos.
El alcohol puede conducir a niveles más altos de azúcar en la sangre o niveles demasiado bajos.

Foto: Karolina Grabowska / Pexels

El consumo de alcohol cuando se tiene diabetes conlleva algunos riesgos, esto se debe a que el alcohol puede interferir con la manera en que el cuerpo utiliza el azúcar en la sangre y también puede interferir con ciertos medicamentos para la diabetes.

El alcohol puede conducir a niveles más altos de azúcar en la sangre o niveles demasiado bajos.

Es posible que las personas con diabetes puedan beber alcohol teniendo en cuenta algunas medidas para un consumo seguro, algunas de ellas son la moderación, el control del nivel de azúcar en la sangre con frecuencia y no beber con el estómago vacío.

Riesgo de hipoglucemia

La Asociación Estadounidense de Diabetes (ADA) señala que la mayor preocupación al consumir alcohol cuando se tiene diabetes es la hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre).

“El problema con el alcohol es que el hígado no es bueno para realizar múltiples tareas. El hígado elegirá metabolizar el alcohol en lugar de mantener el nivel de azúcar en la sangre. El hígado deja de liberar glucosa, como resultado, el nivel de azúcar en la sangre puede caer velozmente.

Medline Plus señala que inyectarse insulina o tomar ciertos tipos de medicamentos para la diabetes, puede causar una reducción grave del nivel de azúcar. Consumir alcohol sin comer al mismo tiempo también puede incrementar este riesgo.

Síntomas de hipoglucemia

Entre los síntomas de la hipoglucemia están la dificultad para hablar, somnolencia, confusión o dificultad para caminar, también son síntomas de embriaguez y puede ser difícil diferenciarlos.

El riesgo de bajo nivel de azúcar en sangre permanece durante horas después de tomar el último trago. Entre más se bebe alcohol, mayor es el riesgo. Además, estar embriagado hace que sea más difícil reconocer los síntomas niveles bajos de azúcar en la sangre.

Aumento en los niveles de azúcar en la sangre

Algunas bebidas alcohólicas como la cerveza y las bebidas mezcladas azucaradas son ricas en carbohidratos, lo que puede causar un aumento en los niveles de azúcar en la sangre.

La ADA señala que las bebidas altas en carbohidratos pueden parecer como la opción cuando está en riesgo de hipoglucemia, sin embargo, es más complicado que eso. “El cuerpo absorbe rápidamente los azúcares líquidos, por lo que esos carbohidratos no serán de mucha ayuda para prevenir o tratar un nivel bajo que puede ocurrir horas después de beber”.

Recomendaciones generales para el consumo de alcohol cuando se tiene diabetes.

Si bien no existe una regla universal sobre cómo beber alcohol de manera segura cuando se vive con diabetes, hay algunas recomendaciones generales a considerar:

Controlar el nivel de azúcar en la sangre con frecuencia. Antes de empezar a tomar alcohol, mientras se bebe, unas pocas horas después de tomar y hasta 24 horas después de dejar de beber.

No tomar alcohol con el estómago vacío o cuando la glucosa en sangre esté baja. Tomar alcohol con una comida o con un refrigerio rico en carbohidratos ayudará a mantener normales los niveles de azúcar en la sangre.

Consumir alcohol con moderación. No más de dos bebidas por día para los hombres y una bebida para las mujeres. Una bebida se define como 12 onzas de cerveza normal (5% de alcohol), cinco onzas de vino (12% de alcohol), 1.5 onzas de destilados: ginebra, ron, vodka, whiskey, etc. (80 grados o 40% de contenido de alcohol).

Optar por cervezas “light”: Diabetes Food Hub señala que estas cervezas son las más bajas en carbohidratos (generalmente 5 gramos o menos por porción), calorías y alcohol.

Beber despacio. No consumir más de un trago por hora.

Tener una fuente de azúcar como tabletas de glucosa, en caso de que bajen los niveles azúcar.

No hacer ejercicio si se ha bebido alcohol. Hacer ejercicio aumenta el riesgo de que el nivel de azúcar en la sangre disminuya.

Te puede interesar:
Por qué el azúcar es adictivo
6 postres que te ayudan a dormir mejor y no aumentan el azúcar en sangre
7 bebidas con las que no debes tomar tus medicinas

#Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de https://eldiariony.com/feed