abril 19, 2021

Después de ‘Parásitos’, ‘Minari’ es la nueva sensación hablada en coreano para los Oscar

Lee Isaac Chung, el director del penúltimo éxito 'indie', reescribe el sueño americano desde la convicción de que triunfar en la vida es "cuidar de los demás sin que nadie quede atrás" Leer#Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://estaticos.elmundo.es/elmundo/rss/cultura...

Viernes,
12
marzo
2021

02:06

Lee Isaac Chung, el director del penúltimo éxito ‘indie’, reescribe el sueño americano desde la convicción de que triunfar en la vida es “cuidar de los demás sin que nadie quede atrás”

El actor Steven Yeung en una imagen de 'Minari. Historia de mi...

El actor Steven Yeung en una imagen de ‘Minari. Historia de mi familia’.

Perejil japonés, apio chino o apio de agua. Ésos son algunos de los nombres comunes de la planta que obedece al nombre noble y ceremonioso de ‘Oenanthe javanica’. También conocida como minari. “De pequeño la odiaba, pero luego te acostumbras. Da un sabor muy característico a la comida. Y al final ya no puedes renunciar a ella”, comenta el director de origen coreano Lee Isaac Chung (Denver, 1978) al otro lado de zoom. En realidad, cómo sepa la única planta comestible de su especie es irrelevante. Lo que cuenta es su capacidad de adaptación, su facilidad para echar raíces hasta en los páramos más indómitos y ajenos. Y descrita su adaptabilidad, ahí la certeza para convertirse en simple, elegante e indestructible metáfora. ‘Minari. Historia de mi familia’ es exactamente eso: una película sobre una familia en tierra extraña. “No tengo claro que se trate de inmigración. Sí, son inmigrantes, pero su pelea por adaptarse es un poco la de cualquiera de nosotros en cualquier parte independientemente del origen o procedencia”, dice el cineasta a modo de presentación.

Desde su aparición en Sundance, donde recibió el Gran Premio del Jurado, la cinta que se estrena ahora en los cines no ha hecho más que crecer y hasta multiplicarse. En los recientes Globos de Oro fue señalada como la película del año en lengua extranjera (se escucha mayormente el coreano) y nadie duda de que aparecerá en las candidaturas de los Oscar del próximo lunes tomando el relevo quizá a ‘Parásitos‘, del coreano de nacimiento Bong Joon-ho. “Me desconcierta que se haya considerado una película extranjera. Discurre en Arkansas y yo mismo soy estadounidense. La familia habla entre sí coreano, pero el entorno en el que se mueve es un idioma que no está claro que sea inglés. Si me pregunta cuál es el idioma de la cinta, diría que es simplemente el lenguaje humano. Buena parte de lo más relevante que se dice no se escucha: se expresa por gestos o se pronuncia en un acento del medio oeste indescifrable”, comenta a la vez que da la pauta misma de su trabajo.

Lee Isaac Chung en el momento de ser premiado en los Globos de Oro.
Lee Isaac Chung en el momento de ser premiado en los Globos de Oro.

Minari‘ es cine profundamente humanista que igual remite al ‘western’ clásico que a la aventuras existenciales de Roberto Rossellini o al gesto desdramatizado de Yasujiro Ozu. “Hubo un par de películas que tuve siempre muy presentes. Por un lado, ‘Te querré siempre‘ y, por otro, ‘Stromboli, tierra de dios’, las dos del director italiano. En ambos casos, la naturaleza se incorpora casi con violencia y siempre de forma muy gráfica a los quehaceres de los personajes. Esa siempre fue la intención”, dice sin el más mínimo pudor en aquello de enseñar referencias y aprendizajes.

La película, para situarnos, hace pie en la propia vida del director. Ambientada en los años 80, su mirada coincide con la del crío de siete años que se traslada con sus padres y su hermana a un extraño paraíso inhóspito en mitad de lo más profundo de la América profunda. Cuando a la familia se incorpore la abuela directamente procedente de Corea (también profunda), ya todo empezará a cobrar sentido. O a perderlo. “Mi abuela era, como en la película, un niño más y, como se ve, nos enseñó a apostar. En cualquier caso, no es una cinta autobiográfica en el sentido riguroso. El ambiente es el mismo que viví, pero cada uno de los acontecimientos, tomados por separado, son ficción. Es una fabulación perfectamente realista. O al revés”, comenta.

Si se quiere, ‘Minari‘ reformula el más clásico de los géneros desde una óptica aún más intemporal. Se trata de volver a preguntarse por las virtudes y fracasos del sempiterno sueño americano, pero hacerlo desde el rigor ilustrado. “Creo que es pertinente, viendo lo que ha ocurrido, volverse a plantear cuál es su significado. ¿Se trata simplemente de tener éxito a cualquier precio? Parece que ése no es el mejor camino. Creo que no puedes basar tu felicidad en algo que puedes perder. El sueño americano siempre ha consistido en ayudar a los demás, en no permitir que nadie se quede atrás, en cuidar de la gente independientemente de donde venga. Esos son los principios de la Ilustración y si un país nació como la realización de una utopía racional, ése es Estados Unidos”, afirma Lee Isaac Chung sin pestañear.

Si se confirman los pronósticos, por primera vez habrá dos directores asiáticos nominados a mejor película en los Oscar: él y la china Chloé Zhao por ‘Nomadland‘. “Y no sólo asiáticos, también debería haber negros y árabes… Sólo desde la diversidad tiene sentido un país como Estados Unidos. Y el mismo mundo”, concluye. Por cierto, ¿a qué sabe el minari? “Complicado explicarlo. Imagino que la idea es hacer ver que cada uno, cada familia, dispone de su propio minari. Es un sabor universal y a la vez único”. Queda claro.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más

#Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://estaticos.elmundo.es/elmundo/rss/cultura

A %d blogueros les gusta esto: