abril 11, 2021

Descubren, por primera vez, un huracán espacial sobre el Polo Norte: lluvia de electrones y una masa de plasma de 1.000 km

Los satélites de la órbita terrestre capturaron algo inusual en agosto de 2014 sobre el Polo Norte. Una gigantesca masa de plasma que se comportaba diferente a lo esperado. En un análisis retrospectivo, los investigadores han podido determinar...

Los satélites de la órbita terrestre capturaron algo inusual en agosto de 2014 sobre el Polo Norte. Una gigantesca masa de plasma que se comportaba diferente a lo esperado. En un análisis retrospectivo, los investigadores han podido determinar qué era eso: un gigantesco huracán espacial que hacía llover electrones.


Por primera vez en la historia, los investigadores han podido observar este fenómeno en la atmósfera superior de la Tierra. Se confirma así al existencia de estos huracanes espaciales y permite entender mejor cómo se forman por factores externos como la energía solar, la gravedad o la composición atmosférica. Las observaciones fueron realizadas por satélites en 2014 y es ahora cuando investigadores de la Universidad de Reading han analizado los datos.

El huracán que hace llover electrones

Los datos tomados por los satélites permitieron a los científicos crear una imagen en 3D del huracán. Estamos hablando de una masa de plasma en forma de remolino de 1000 kilómetros de anchura. El huracán surgió a unos 700 kilómetros de altura por encima del Polo Norte.

Space HurricaneSpace Hurricane

En muchos aspectos se trató de un huracán similar a los que se dan en la Tierra, con un gigantesco remolino girando contrario a las agujas del reloj. Pero claro, era un huracán de plasma y en vez de agua lo que llovían eran electrones. Los investigadores piensan que los huracanes espaciales son creados por la transferencia inusualmente grande y rápida de energía eólica solar y partículas cargadas a la atmósfera superior del planeta.

A pesar de que es el primer huracán espacial observado aquí en nuestra atmósfera superior, se cree que se dan en todo el Universo. ¿Razón? Los componentes para que se den están en otros lugares del Universo también y son bien comunes. A fin de cuentas, se requiere de energía eólica solar, plasma y un campo magnético generado por un planeta.

El análisis científico indicó que el huracán duró aproximadamente unas ocho horas antes de desintegrarse. Los datos de satélites, radares y otras fuentes permitieron crear una imagen en tres dimensiones simulada para entender mejor qué mecanismos se vieron involucrados en este fenómeno. Según pudieron observar, ocurrió durante una baja actividad geomagnética en la Tierra.

Los investigadores han publicado un paper acerca del fenómeno en Nature. Investigar este tipo de eventos espaciales es relevante a la hora de entender mejor cómo actúa nuestra Tierra ante sucesos inesperados. Además, huracanes como este pueden afectar a herramientas e instrumentos como dispositivos electrónicos o con GPS. De ahí que sea importante conocer cómo se dan y qué consecuencia tienen.

Vía | LiveScience
Más información | University of Reading y Nature

#Sonora #Expresion-Sonora.com —> Tomado de https://www.xataka.com/index.xml

A %d blogueros les gusta esto: