Descubre el zapato que se expande a medida que tu hijo crece

Los bebés crecen muy rápido, por lo que pronto los zapatos ya no les quedan bien. Lo que es un problema para los padres generó una oportunidad de negocio para los amigos indios Satyajit Mittal y Krutika Lal. El dúo ha creado un zapato que “crece” con los niños, o mejor dicho, un modelo capaz de ampliarse y seguir el crecimiento del niño.

Con tecnología patentada, llamada SuperGrooves, el modelo de zapatilla tiene ranuras en la suela y una parte superior de malla elástica que permite que los zapatos se expandan 360° sin ninguna intervención manual.

El zapato se expande para adaptarse a la forma natural del pie, creciendo hasta tres tallas. «Proporcionan el ajuste perfecto, ni demasiado holgados ni ajustados», dice la marca llamada Aretto. El concepto está inspirado en un capullo que se convierte en flor.

Además de reducir la compra de zapatos nuevos, una de las grandes ventajas de este nuevo modelo es la flexibilidad, especialmente importante para los niños cuyos pies están creciendo y desarrollándose. “A medida que los niños crecen y sus pies se vuelven más estables, pueden usar un zapato más rígido sin ningún problema. Pero para los niños pequeños es mejor elegir un zapato flexible que permita que el pie se mueva con naturalidad”, destaca Aretto.

El zapato flexible permite que el pie se mueva de forma natural. | Foto: Divulgación

Aún en este sentido, el zapato cuenta con una plantilla de espuma viscoelástica gelatinosa y mantiene la suela con un espesor de cuatro milímetros, asegurando un acolchado al mismo tiempo que ayuda a los pies a sentir el suelo y, así, favoreciendo el desarrollo sensorial. Por último, el modelo cuenta con un tejido elástico y transpirable.

El zapato que crece con los niños fue uno de los ganadores de los Global Footwear Awards, que reconoce a diseñadores de calzado de todo el mundo. Aretto ganó en la categoría Niños.

Zapatos sostenibles

A diferencia de las prendas de vestir confeccionadas con algodón certificado y teñidos naturales, encontrar calzado con menor impacto ambiental y precios asequibles es una misión casi imposible. Por eso, la mejor opción es buscar tiendas de segunda mano para niños, que son cada vez más habituales. A la hora de deshacerse de prendas, venderlas en las mismas tiendas también es una alternativa para recuperar parte del dinero gastado, al fin y al cabo, los niños “pierden” ropa tan rápido que seguramente las prendas seguirán en buen estado para su uso.

Fotos: Divulgación

Tomado de https://elhorticultor.org/