octubre 8, 2021

Denuncian que nuevo Código de Ética de Conacyt atenta contra la libertad de expresión de sus empleados

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) emitió un nuevo código de ética para sus empleados, beneficiarios, prestadores de servicio y hasta aspirantes, en el que se les pide que no incurran en comentarios negativos en contra de la institución y sus programas.

Esta información fue publicada este viernes por el portal Animal Político, el cual contactó a personajes cercanos a los empleados de dicha instancia, quienes calificaron la nueva disposición como un atentado contra la libertad de expresión de estos, por lo que ya preparan medidas legales para enfrentar este acto de censura.

Entre ellos se encuentra la abogada Patricia Juan Pineda, representante legal del Sindicato Independiente de Trabajadores y Trabajadoras de Investigación de Cátedras Conacyt (Siintracátedras), por lo que esta agrupación ya prepara un amparo en contra de la nueva reglamentación.

El comunicado en el que se informó a los trabajadores sobre esta resolución venía firmado por la directora de Conacyt, María Elena Álvarez Buylla. Esta sería la primera vez en que la institución emprende una acción de este tipo, que limitaría las posturas críticas al interior del Consejo.

Además de solicitar a empleados, proveedores y aspirantes que se manejen con la mayor discreción posible en las redes sociales, también se les prohíbe otorgar entrevistas en medios de comunicación y comunicar información interna –ya sea por escrito o por vía electrónica- a la opinión pública, pues esto es responsabilidad del Área de Comunicación Social.

En opinión de la abogada Juan –quien también ha representado al Sindicato Mexicano de Electricistas- esta es una forma en la que el Conacyt condicionará a su personal, pues cualquier violación a estas nuevas disposiciones será enviada al Órgano de Control Interno, por lo que podría resultar en una sanción administrativa e, incluso, en la rescisión de contrato.

Esta medida se da en medio de la controversia que envuelve a la institución con el Foro Consultivo de Ciencia y Tecnología (FCCyT), órgano de gobierno convertido en asociación civil, del que 31 exintegrantes han sido acusados por desvíos de recursos de hasta 244 millones de pesos durante el sexenio anterior.

También se da en el contexto del despido de Alejandro Madrazo Lajous, director regional del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), luego de que publicara en redes sociales un video en el que respaldó a los exfuncionarios acusados por la Fiscalía General de la República (FGR) y exigió mejoras en las condiciones de las Cátedras Conacyt.

Con información de Animal Político.

Imagen:

Tomado de https://www.themexico.news/feed/

A %d blogueros les gusta esto: