Con Deer Park, México mejorará en materia energética: Claudia Villegas

Una de las noticias más polémicas en días recientes fue la compra de la refinería Deer Park de Houston, Texas. Aquellas voces afines a la Cuarta Transformación ven con buenos ojos la independencia energética que busca el presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), mientras que los más críticos señalan que el país solo recibirá un cascajo y una empresa quebrada.

Otras de las quejas que deberíamos esperar de los detractores del presidente López Obrador es que el dinero que se invirtió para adquirir la planta de refinación se debería haber destinado a la economía nacional, especialmente en un contexto en el que las gasolinas van en desuso.

Así lo expresó Claudia Villegas, periodista y directora de la revista Fortuna, en entrevista con Julio Astillero, donde aseguró que al menos en las próximas décadas las gasolinas seguirán siendo una de las principales fuentes de energía, por lo que la compra de Deer Park tiene potencial para cambiar el mercado energético del país.

No obstante, enfatizó que el Gobierno Federal tiene que dar información muy puntual a los mercados financieros, pues señaló que en el formulario 20-F, el reporte anual presentado ante la Securities and Exchange Commission (SEC), no venía nada relacionado con la adquisición de la planta en Houston.

En el mismo orden de ideas, Claudia Villegas manifestó que los analistas internacionales con los que ha tenido el gusto de platicar sobre Deer Park tienen un sinnúmero de preguntas relacionadas con el movimiento financiero.

“Las preguntas son muchas, Julio. Acabo de colgar con un par de analistas que me dicen: ‘¿De dónde se sacó el dinero para comprarla?, ¿qué va a pasar con los trabajadores que están allá?, ‘cuál va a hacer el tono de los acuerdos de México para administrar toda esa refinería? Porque no compra la parte petroquímica, solamente compra la parte de refinación de gasolinas. Y luego pues hay muchísimas preguntas en torno a esto, Julio, son 600 millones de dólares”.

La periodista informó que en Deer Park México producía gasolina de bajo octanaje o gasolina limpia para enviarla a países donde no querían combustibles sucios.

“Nos preguntabamos por qué México en lugar de producir gasolina con un socio para vender con márgenes gasolina limpia no la traía aquí a México y cuando nos importaban gasolina sucia y teníamos graves problemas de contaminación, todavía tenemos algunos. Entonces no existía una lógica social en esa operación”.

[embedded content]

Portada: Web

Tomado de https://www.themexico.news/feed/

A %d blogueros les gusta esto: