julio 17, 2021

Cómo conservar las hierbas frescas del supermercado para siempre

Las hierbas del supermercado tienden a morir rápidamente, con los cuidados adecuados, puedes mantenerlas vivas meses e incluso años. #Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://ecoinventos.com/...

No hay nada mejor que las hierbas frescas para dar sabor a tus comidas, y cuando el supermercado las vende en pequeñas y bonitas macetas, son irresistibles, ¡especialmente para los que amamos la jardinería!

¿Alguna vez has comprado estas hierbas, esperando que te den hojas frescas durante meses, sólo para descubrir que mueren en una semana?

Hay muchas razones por las que las hierbas del supermercado tienden a morir rápidamente en nuestras casas, pero con los cuidados adecuados, puedes mantener estas hierbas vivas y usarlas durante meses o incluso años.

6 consejos para mantener vivas las hierbas del supermercado.

1. Elige las plantas más sanas.

Si quieres mantener tus hierbas vivas, asegúrate de elegir las mejores, para empezar.

Tus hierbas deben estar libres de manchas, las hojas deben ser de un verde vibrante, no amarillas o marrones.

Comprueba si hay flores, si ves alguna en las hierbas, no te molestes en traerlas a casa, ya están al final de su ciclo de vida.

Asegúrate de que las hierbas que compras no están marchitas ni han crecido demasiado. Las plantas altas y larguiruchas probablemente ya estén faltas de luz y no vivirán mucho más. Las plantas marchitas están estresadas y muchas no se recuperan.

Si puedes empezar con plantas sanas, tendrás muchas más posibilidades de mantenerlas vivas.

2. Ponerlas en una nueva maceta.

Tanto si compraste hierbas que ya crecían en el suelo como si las compraste cultivadas hidropónicamente y con las raíces desnudas, el primer paso más importante es ponerlas en una maceta nueva con tierra fresca.

Las hierbas del supermercado se cultivan rápidamente y están pensadas para usarlas también rápidamente. No sobrevivirán mucho tiempo en la maceta en la que vienen.

Estas hierbas casi siempre tienen las raíces atadas y luchan por sobrevivir en una maceta demasiado pequeña. Cuanto antes las lleves a un hogar más espacioso, mejor.

Asegúrate de volver a plantarlas en tierra fresca para macetas, no en tierra de jardín. Nos encanta usar tierra orgánica para el cultivo de plantas comestibles porque no contiene herbicidas ni pesticidas y está llena de materia orgánica con la que las plantas prosperan.

También es posible que tengas que ralear las plantas mientras las vuelves a plantar, separándolas en varias macetas diferentes. La mayoría de las veces, estas hierbas se han metido en una sola maceta para que parezcan más grandes, pero están demasiado llenas. Si las distribuyes en varias macetas diferentes, cada planta tendrá más nutrientes y luz.

Asegúrate de que la maceta que elijas tenga un buen drenaje para que el exceso de agua pueda salir por el fondo.

3. Riega con regularidad.

¿Las hierbas que has comprado han sido cultivadas en un sistema hidropónico? Normalmente se puede saber porque vienen con las raíces desnudas.

Estas hierbas son bastante más difíciles de mantener vivas en casa, pero no imposibles.

Lo más importante que hay que recordar sobre las hierbas hidropónicas es que están acostumbradas a que sus raíces estén siempre sumergidas en el agua. Cuando se ponen las raíces en el suelo, la planta puede entrar en shock y morir rápidamente.

Para que la transición a la vida en maceta sea más fácil para la planta, hay que regarla todos los días o cada dos días durante las primeras semanas.

Es muy importante asegurarse de que la maceta tenga un buen drenaje en el fondo para que el exceso de agua pueda salir. Riega las hierbas a diario, incluso si la tierra está todavía húmeda desde el día anterior.

Esto puede ir en contra de todos tus instintos de jardinero porque nos han metido en la cabeza que no hay que regar las plantas con la tierra húmeda, pero las reglas son diferentes con las hierbas hidropónicas.

Aunque la tierra esté húmeda, sigue regando al menos cada dos días durante las primeras semanas mientras tus hierbas se acostumbran a estar en la tierra. Ten en cuenta que este consejo es sólo para las hierbas cultivadas en hidroponía.

Si tus hierbas llegaron a ti en tierra para macetas, no necesitas regarlas tanto. Sigue una rutina de riego regular, añadiendo agua siempre que la parte superior de la tierra esté seca al tacto.

4. Abónalas.

Lo más probable es que estas hierbas hayan tenido una vida bastante triste.

Han crecido en una maceta demasiado pequeña y las han cuidado empleados del supermercado que probablemente no saben mucho sobre el cuidado de las plantas.

La mayoría de las hierbas del supermercado están hambrientas de nutrientes, por lo que es una buena idea abonarlas. Solemos esperar hasta una semana después de haber trasplantado las hierbas. Esto les da tiempo para acostumbrarse a su nuevo entorno antes de añadir un regimiento de fertilizantes.

Puedes usar abono orgánico, espolvorea en la tierra, también puedes usar una pulverización foliar cada pocos meses.

5. Sol o iluminación adecuado.

Las hierbas que compraste en el supermercado se cultivaron con una iluminación óptima, lo que incluye vivir en un invernadero con mucha luz natural o crecer bajo luces de cultivo.

En cualquier caso, han tenido toda la luz que necesitan para crecer hasta que fueron enviadas al supermercado y luego llegaron a tu casa. No dar a estas plantas suficiente luz es una de las principales razones por las que mueren en tu casa.

Una iluminación adecuada es el factor más importante para mantener vivas las hierbas del supermercado.

Si tu casa no tiene mucha luz natural, puedes probar con luces de cultivo, las hay de todas las formas y tamaños.

Busca cuales son las necesidades de iluminación específicas de tus hierbas, a algunas les encanta estar a pleno sol, a otras les gusta la luz filtrada o indirecta. La mayoría de las hierbas se beneficiarán de estar en una ventana orientada al sur en su casa.

6. Poda las hierbas regularmente.

Algunas hierbas se benefician de una poda regular. Cuando se permite que las hierbas florezcan, pierden rápidamente su sabor y la planta morirá, habiendo completado su ciclo natural. Aprende como plantar albahaca.

Si se recortan los botones florales cada vez que aparecen, la planta seguirá creciendo.

La albahaca es una planta especialmente difícil de mantener viva, es frágil y sensible a los cambios de luz, agua y temperatura. La albahaca también necesita poda con regularidad.

Mucha gente mata su albahaca de supermercado demasiado rápido al podar las hojas de forma incorrecta. Nunca se deben arrancar las hojas inferiores grandes, ya que la planta las necesita para sobrevivir.

En cambio, siempre hay que recortar las hojas superiores, lo que animará a la albahaca a ramificarse y a producir aún más hojas. No te pierdas este post que te muestra exactamente cómo reproducir albahaca indefinidamente.

Si sigues estos seis consejos, podrás mantener vivas las hierbas del supermercado durante mucho más tiempo, de modo que realmente podrás aprovechar tu dinero. Si quieres dar un paso más, puedes propagar estas hierbas del supermercado y duplicar o triplicar tu cosecha.

#Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://ecoinventos.com/

A %d blogueros les gusta esto: