abril 15, 2022

Comer carne roja aumenta el riesgo de cáncer de colon | Día Mundial

El consumo excesivo de carne roja o procesada, como salchicha y jamón, aumenta considerablemente el riesgo de padecer cáncer de colon. Este 31 de marzo se conmemora el Día del Cáncer Colorrectal.

El consumo excesivo de carne roja o procesada, como salchichas y jamón, aumenta considerablemente el riesgo de padecer cáncer de colon.
Foto: Especial

Por Karla Trejo

RegeneraciónMx, 31 de marzo de 2022.- El tabaquismo es uno de los principales factores de riesgo para padecer casi cualquier tipo de cáncer, sin embargo, en el cáncer de colon el consumo de carne tiene una influencia de peso.

De acuerdo con Lucía Flores, oncóloga médica y gerente médico de MSD, comer constantemente carnes rojas o procesadas —como jamón, salchicha, carne el lata, salsas a base de carne, cecina o carne seca— aumenta considerablemente la probabilidad de desarrollar cáncer colon, es decir, en la parte final del tubo digestivo.

En México, el cáncer de colon ocupa el tercer lugar de todos los casos de cáncer en el país. Sin embargo, hablando únicamente de hombres, esta neoplasia es la segunda más común, mientras que en las mujeres es la quinta, según explica la oncóloga en entrevista para RegeneraciónMx.

«El último año se hablaba de 6 mil 900 casos registrados (de cáncer de colon) en hombres por 6 mil casos en mujeres. Es una enfermedad bastante frecuente en el país. No es mucha la diferencia, pero es más inclinado en ellos y se cree que es por el estilo de vida. El tabaquismo siempre ha sido más común en hombres, por ejemplo», menciona la experta.

El cáncer de colon es considerado una patología de la edad adulta, ya que al menos 90% de los casos se han registrado en personas mayores de 50 años. No obstante, el consumo de carnes rojas y el tabaquismo desde temprana temprana edad, podrían provocar su desarrollo antes de la quinta década de la vida.

¿Cómo detectarlo?

La oncóloga Lucía Flores advierte que la aparición de síntomas es un indicativo de que el cáncer de colon ya está en etapas avanzadas. Éstos van desde el dolor abdominal y el cambio del hábito intestinal —es decir, que haya una alternancia entre estreñimiento y diarrea—, hasta el adelgazamiento de las evacuaciones, lo que significa que puede haber una lesión que ocupa espacio en el intestino.

El sangrado también es una de las señales de cáncer de colon avanzado, cuya apariencia puede ser de color rojo claro o muy oscuro, casi negro. Asimismo, la pérdida de peso involuntaria —sin haber hecho dieta o ejercicio— es indicativo de una posible neoplasia.

Por otro lado, aunque no hay una forma específica de evitar el cáncer de colon sí existe una manera de reducir las posibilidades de que se presente: come habitualmente fibra, frutas y verduras.

«Si adoptamos una alimentación llena de carnes rojas o procesadas y le sumamos la obesidad, tenemos un riesgo mayor. Pero si incluimos fibra, frutas y verduras tendremos mayor protección», agrega la doctor.

Para curarlo o tratarlo, los médicos tienen que seguir un protocolo de estudios clínicos —como colonoscopías o análisis de sangre, materia fecal o material genético— y evaluar el caso individualmente, para después determinar si hay que hacer cirugía, indicar radioterapia o quimioterapia o proceder a tratamientos dirigidos o inmunoterapia.

Estos últimos son lo más avanzado de la medicina para tratar el cáncer de colon, sin embargo, todo resultado está estrechamente relacionado con la etapa en la que es diagnosticado. Tanto los tratamientos dirigidos como la inmunoterapia pueden, incluso, triplicar la esperanza de vida en un paciente o reducir el tumor hasta ser operable y resecable, afirma la oncóloga Lucía Flores.

Tomado de https://regeneracion.mx/mexico/