Carlomagno, el rey "iletrado" que fue coronado emperador un día de Navidad - National Geographic en Español

Carlomagno, el rey «iletrado» que fue coronado emperador un día de Navidad – National Geographic en Español

Carlomagno, también conocido como Carlos I, fue una figura crucial en la historia de Europa durante la Edad Media. Su liderazgo dejó un legado que le valió el apodo de «el padre de Europa».

Carlomagno fue el fundador del Imperio Carolingio, que más tarde se convirtió en el Sacro Imperio Romano Germánico. También conocido como Carlos I, es reconocido como «el padre de Europa» debido a su papel fundamental en la unificación y consolidación del continente durante la Alta Edad Media.

Hijo del rey de los francos Pipino el Breve (751 y 768), ascendió al trono tras la muerte de su padre. Durante un tiempo, compartió la corona con su hermano, Carlomán hasta que éste falleció. Su reinado se extendió desde el 2 de abril de 742 hasta su muerte el 28 de enero de 814, liderando el Imperio Franco hacia una era de expansión y estabilidad.

Te sugerimos: Los primeros bancos de la historia fueron obra de los caballeros templarios

De rey a emperador de los romanos

Coronación de Carlomagno
Coronación de Carlomagno por el Papa León III en la Basílica de San Pedro. Foto: Getty Images

Los logros administrativos de Carlomagno incluyen la implementación de un sistema feudal eficiente, mediante el cual dividió su imperio en condados gobernados por nobles vasallos, asegurando así la estabilidad y lealtad de sus territorios. En el ámbito militar, fue un estratega que expandió el territorio franco mediante el sometimiento de los lombardos del norte de Italia, los sajones de Germania, y vastas regiones de Europa Occidental y Central bajo su dominio.

Su biógrafo, Eginardo, lo describió como un líder imponente, dotado de una mente aguda y una voluntad férrea, cuyas habilidades de liderazgo inspiraban respeto y admiración en sus súbditos. Además, lo describió como un hombre moderado en el comer y el beber, que raramente organizaba banquetes porque detestaba a los borrachos. Vestía de manera sencilla y pese al poder que ejercía no vivía en la opulencia, amaba la equitación y la caza.

“Fue de cuerpo ancho y robusto, de estatura eminente, (…) rostro alegre y regocijado, de suerte que estando de pie como sentado realizaba su figura con gran autoridad y dignidad”, escribió Eginardo sobre él en la Vita Karoli Magni (Vida de Carlomagno).

El punto culminante de su reinado fue su nombramiento como Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico en el año 800 por el Papa León III en la Basílica de San Pedro en Roma. Esta coronación simbolizó su posición como líder indiscutible de Europa y marcó el comienzo de una nueva era en la historia europea.

También puedes leer: ¿Quiénes fueron los templarios y cúal fue su importancia en la Edad Media?

¿Un emperador analfabeto?

[embedded content]

A lo largo de la historia se ha escrito sobre la incapacidad de Carlomagno para leer y escribir correctamente. Aunque también ha sido descrito como amante de los libros, los saberes y las sagradas escrituras, aunque muy poco acostumbrado a escribir. A pesar de ello, reconoció la importancia de la educación y promovió activamente la alfabetización entre sus súbditos. Estableció escuelas en el imperio, donde se enseñaban gramática, música, aritmética y retórica.

Su dedicación a la educación contribuyó al renacimiento cultural conocido como el «Renacimiento carolingio», sentando así las bases para el desarrollo intelectual de Europa. Aunque Carlomagno falleció en 814, su legado perduró como unificador, sentando las bases para el surgimiento de la Edad Media y dejando un modelo de gobierno que influiría en la política y la sociedad europeas durante siglos.

Sigue leyendo:

Ellas son las reinas medievales que defendieron el poder familiar a toda costa

El arte medieval es extraño, rompedor y cómico, esta es su historia

 Los caballos en la Edad Media eran del tamaño de un pony, revela una nueva investigación

¿Cómo se celebraba la Navidad en la Edad Media?

Tomado de https://www.ngenespanol.com/

Carlomagno, también conocido como Carlos I, fue una figura crucial en la historia de Europa durante la Edad Media. Su liderazgo dejó un legado que le valió el apodo de «el padre de Europa».

Carlomagno fue el fundador del Imperio Carolingio, que más tarde se convirtió en el Sacro Imperio Romano Germánico. También conocido como Carlos I, es reconocido como «el padre de Europa» debido a su papel fundamental en la unificación y consolidación del continente durante la Alta Edad Media.

Hijo del rey de los francos Pipino el Breve (751 y 768), ascendió al trono tras la muerte de su padre. Durante un tiempo, compartió la corona con su hermano, Carlomán hasta que éste falleció. Su reinado se extendió desde el 2 de abril de 742 hasta su muerte el 28 de enero de 814, liderando el Imperio Franco hacia una era de expansión y estabilidad.

Te sugerimos: Los primeros bancos de la historia fueron obra de los caballeros templarios

De rey a emperador de los romanos

Coronación de Carlomagno por el Papa León III en la Basílica de San Pedro. Foto: Getty Images

Los logros administrativos de Carlomagno incluyen la implementación de un sistema feudal eficiente, mediante el cual dividió su imperio en condados gobernados por nobles vasallos, asegurando así la estabilidad y lealtad de sus territorios. En el ámbito militar, fue un estratega que expandió el territorio franco mediante el sometimiento de los lombardos del norte de Italia, los sajones de Germania, y vastas regiones de Europa Occidental y Central bajo su dominio.

Su biógrafo, Eginardo, lo describió como un líder imponente, dotado de una mente aguda y una voluntad férrea, cuyas habilidades de liderazgo inspiraban respeto y admiración en sus súbditos. Además, lo describió como un hombre moderado en el comer y el beber, que raramente organizaba banquetes porque detestaba a los borrachos. Vestía de manera sencilla y pese al poder que ejercía no vivía en la opulencia, amaba la equitación y la caza.

“Fue de cuerpo ancho y robusto, de estatura eminente, (…) rostro alegre y regocijado, de suerte que estando de pie como sentado realizaba su figura con gran autoridad y dignidad”, escribió Eginardo sobre él en la Vita Karoli Magni (Vida de Carlomagno).

El punto culminante de su reinado fue su nombramiento como Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico en el año 800 por el Papa León III en la Basílica de San Pedro en Roma. Esta coronación simbolizó su posición como líder indiscutible de Europa y marcó el comienzo de una nueva era en la historia europea.

También puedes leer: ¿Quiénes fueron los templarios y cúal fue su importancia en la Edad Media?

¿Un emperador analfabeto?

[embedded content]

A lo largo de la historia se ha escrito sobre la incapacidad de Carlomagno para leer y escribir correctamente. Aunque también ha sido descrito como amante de los libros, los saberes y las sagradas escrituras, aunque muy poco acostumbrado a escribir. A pesar de ello, reconoció la importancia de la educación y promovió activamente la alfabetización entre sus súbditos. Estableció escuelas en el imperio, donde se enseñaban gramática, música, aritmética y retórica.

Su dedicación a la educación contribuyó al renacimiento cultural conocido como el «Renacimiento carolingio», sentando así las bases para el desarrollo intelectual de Europa. Aunque Carlomagno falleció en 814, su legado perduró como unificador, sentando las bases para el surgimiento de la Edad Media y dejando un modelo de gobierno que influiría en la política y la sociedad europeas durante siglos.

Sigue leyendo:

Ellas son las reinas medievales que defendieron el poder familiar a toda costa

El arte medieval es extraño, rompedor y cómico, esta es su historia

 Los caballos en la Edad Media eran del tamaño de un pony, revela una nueva investigación

¿Cómo se celebraba la Navidad en la Edad Media?

Tomado de https://www.ngenespanol.com/