agosto 11, 2021

Cámaras empresariales ‘desaparecieron’ fondos federales por 650 mdp destinadas a las PyMES

El gobierno de Enrique Peña Nieto, a través de la Secretaría de Economía (SE), entregó más de 650 millones de pesos a algunas de las principales cámaras empresariales del país para apoyar a micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), sin que se acreditara que eldinero fue utilizado con este fin.

De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF), se detectaron 240 casos en los que se dieron cerca de cuatro decenas de irregularidades vinculadas a los mecanismos de entrega, supervisión, ejecución y comprobación de los recursos entregados por la dependencia que encabezaba Ildefonso Guajardo Villarreal.

Estos recursos fueron entregados a través del Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM), un organismo desconcentrado dependiente de la SE creado durante el sexenio peñista encargado de apoyar y fortalecer a emprendedores y Mipymes, el cual fue eliminado al comenzar la actual administración precisamente por su tendencia a la corrupción.

El mecanismo a través del cual se entregaron estos presuntos apoyos a los pequeños y medianos empresarios utilizó a estas grandes organizaciones patronales como intermediarios, quienes serían los encargados de determinar cuáles eran los proyectos que ameritaban financiación, los cuales eran presentados ante las autoridades.

Entre las organizaciones que intervinieron se encuentran la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio (Concanaco), la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) y la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin). Tan solo esta última recibió 70 millones de pesos durante los últimos meses de 2018.

De acuerdo con los reportes de la ASF, no se estableció la documentación mínima para acreditar el desarrollo de los proyectos, no se elaboraron tabuladores para la asignación directa de los recursos ni se impusieron mecanismos adecuados de control para evitar la duplicidad de los apoyos, limitándose a la entrega de una carta compromiso.

Además, la Fiscalía General de la República (FGR) detectó que algunas de estas cámaras empresariales utilizaron empresas fantasma para simular la realización de los servicios solicitados. En algunos de estos casos, la dependencia encontró que algunas de estas compañías triangularon el dinero para devolverlo a las cuentas de las confederaciones.

Sin embargo, la Concamin rechaza cualquier implicación en este escándalo, afirmando que los proyectos fueron presentados de manera unilateral por un funcionario sin autorización y que, a diferencia de lo que afirman las autoridades, si entregaron los comprobables de que el dinero fue utilizado correctamente.

Este organismo asegura que los proyectos presentados a finales de 2018 fueron llevados ante el INADEM por parte de su director general, Luis Hernándo Cervera Mondragón, a espaldas del presidente Francisco Cervantes, rechazando que esto constituya una acción ilegal en sí misma, aunque aceptaron que es un movimiento inusual.

Concamín confirmó que la Secretaría de Economía aún no acredita que los recursos se aplicaron de manera adecuada, aunque afirma que los entregables se presentaron en tiempo y forma bajo las reglas operativas del INADEM, por lo que no hay irregularidades. Sin embargo, cuando algunos medios solicitaron acceso a los documentos, dijeron que estaban impedidos por ‘cláusulas de confidencialidad’ con sus socios.

Con información de Animal Político.

Imagen: El Sol de México

Tomado de https://www.themexico.news/feed/

A %d blogueros les gusta esto: