octubre 7, 2021

BITS | FIFA 22, un videojuego que marca las bases para un futuro sólido

Los modos de juego han sufrido algunos cambios, desde el modo carrera, el cual nos ofrecerá una nueva opción para crear nuestro propio club desde cero, para escoger su nombre, logo, el tipo de estadio, hasta el tipo patrón que tiene...

Los modos de juego han sufrido algunos cambios, desde el modo carrera, el cual nos ofrecerá una nueva opción para crear nuestro propio club desde cero, para escoger su nombre, logo, el tipo de estadio, hasta el tipo patrón que tiene el pasto y profundizar en las características físicas con las que contará nuestro nuevo club. Otro de los modos de juego que ha sufrido mejoras es Volta Football, todo para darnos una experiencia de fútbol callejero mucho más apegada a la realidad, pero sin llegar a los años de gloria que vivimos con FIFA Street.

Ciudad de México, de octubre (SinEmbargo).- Año nuevo, FIFA nuevo, si bien sabemos que es un modelo que no cambiará y no existe competencia que pueda quitarle el trono al mejor simulador de fútbol en el mercado, entendemos que sea difícil ver o experimentar las mejoras que sufre una entrega de esta magnitud año con año; desde mejoras en capturas de jugadores,  mejores gráficos y más realistas, animaciones de movimiento, mecánicas de juego, entre otras cosas, sino eres un jugador constante de la franquicia, puede que no notes la diferencia, pero no significa que los cambios no estén ahí.

Primero que nada, debemos hablar de la mejora más notoria que implementa el juego y que conoceremos como “hypermotion”, cabe mencionar que esta función está únicamente disponible para PlayStation 5, Xbox Series S/X y Stadia, por lo que se empieza a vivir la transición natural de dejar en el camino las consolas de generación pasada, aunque el título sigue estando disponible, lo normal es que algunas de las nuevas características no lleguen a la generación anterior, debido a sus capacidades técnicas limitadas. “Hypermotion” básicamente ha mejorado la captura de movimiento de los 22 jugadores en el campo, dándonos una experiencia más apegada a los movimientos reales del cuerpo humano. Además de esto, el algoritmo del juego ha sido mejorado para que los jugadores controlados por la IA tengan un aprendizaje autónomo, es decir, que vayan aprendiendo conforme se desarrolle el partido para generar nuevos movimientos sobre el terreno de juego y que se vean mucho más orgánicas y responsivas; como adición a este punto, las animaciones y movimientos sobre el terreno de juego que cada uno de los jugadores son diferentes entre sí gracias a la nueva tecnología que se implemento en los trajes al momento de capturar el movimiento de los jugadores en el mundo real.

Gráficamente el juego no tiene cambios tan significativos a comparación de lo que hemos visto antes. Foto: FIFA 22

En la parte de la IA del juego, también ha sufrido bastantes mejoras enfocadas en el aprendizaje y el desarrollo del partido para que representen un verdadero reto hacia el jugador, estas mejoras involucran el desempeño del equipo en ataque y defensa, de modo que pueden reaccionar mejor a los movimientos o tácticas que estés implementando para defender o atacar de una mejor manera, de igual forma funciona en el modo contrario, cuando estas atacando, la defensa puede entender mejor tu estrategia y cuando estas defendiendo, tu contrincante puede aprender de tu manera de posicionarte sobre el terreno de juego. Por último, las animaciones y el realismo de las disputas de balón en el aire también han sido retrabajadas para ofrecernos una experiencia más realista y compleja al momento de pelear un centro o despeje del balón. Al igual que el movimiento natural del balón al momento de tener el control sobre el en el campo, en carreras y en toques se ha mejorado, brindándole mucho más realismo al momento de su movimiento.

Los modos de juego también han sufrido algunos cambios, desde el modo carrera, el cual nos ofrecerá una nueva opción para crear nuestro propio club desde cero, para escoger su nombre, logo, el tipo de estadio, hasta el tipo patrón que tiene el pasto y profundizar en las características físicas con las que contará nuestro nuevo club, los jugadores, las expectativas de la directiva entre otras cosas, dándonos una experiencia completamente fresca y verdaderamente desafiante para los amantes de una simulación apegada a la realidad. Por otro lado, tenemos el modo carrera de jugador, el cual ahora te da la opción de poder comenzar el partido en la banca para simular una experiencia aún más real de como un jugador puede llegar a convertirse en una gran estrella, empezando desde ser un suplente. Tendremos diferentes objetivos al momento de entrar al terreno de juego, podremos interactuar con otros jugadores en el vestuario y crecer como jugador y compañero, además de que el entrenador valorará nuestro desempeño al final del partido y podremos ir viendo esta progresión a lo largo de nuestra carrera para poder subir nuestro árbol de habilidades y mejorar nuestros diferentes atributos. El modo carrera como entrenador regresa, además de los clásicos modos de competición y partidos rápidos.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(«div-gpt-ad-1625603196126-4038006»); });
El modo en línea FUT 22 ha sido mejorado para bien de la comunidad. Foto: FIFA 22

Otro de los modos de juego que ha sufrido mejoras es Volta Football, todo para darnos una experiencia de fútbol callejero mucho más apegada a la realidad, pero sin llegar a los años de gloria que vivimos con FIFA Street. Dentro de las nuevas mejoras, tenemos un medidor de habilidad que nos otorgará diferentes montos de experiencia dependiendo de las acciones que realicemos y llenará una barra que cuenta con tres niveles: el primero, duplicará el valor de los goles que anotes; el segundo, lo triplicará; y el tercero lo cuadruplicará. De esta manera salimos un poco del método tradicional y nos enfocamos más en las habilidades del jugador y las fintas o técnicas que pueda realizar para tener una recompensa mayor. Por último, podremos crear nuestro propio jugador dentro de este modo, al cual le podemos asignar habilidades únicas que nos servirán para realizar tiros más potentes.

Por último, el modo en línea FUT 22 ha sido mejorado para bien de la comunidad y es que ahora, el progreso de las divisiones y temporadas ha cambiado en el aspecto de la estructura competitiva y contra que tipo de jugador nos enfrentamos, además de que podremos avanzar de divisiones de una manera más sencilla y obtendremos recompensas semanales y al final de cada temporada para nuestro equipo. Añadido a esto, la personalización de nuestro club ha cambiado un poco, dándonos la opción de personalizar nuestro estadio de fútbol, cambiar colores de butacas, el pasto, la porra de nuestro equipo, entre otras cosas.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(«div-gpt-ad-1625765671943-4038006»); });
La IA del juego ha sufrido bastantes mejoras. Foto: FIFA 22

Gráficamente el juego no tiene cambios tan significativos a comparación de lo que hemos visto desde el Xbox One o PS4, el juego sigue luciendo impecable desde el campo de juego, el diseño de los estadios, aficionados y los jugadores, podemos decir que las diferencias notorias están en las animaciones que tiene el juego y no tanto en su diseño. Además de ofrecernos como cada año una gran banda sonora que hace cada transición entre partidos y modos de juego bastante placentera.

Muy posiblemente FIFA 22 es la entrega más conservadora que hemos tenido en los últimos años, claramente empieza a adentrarse en un nuevo camino enfocado completamente en la nueva generación de consolas y deja las bases para próximas entregas. Aún puede parecer no tan sencillo abandonar la generación de consolas pasadas, sin embargo, esto ya es un inicio.

en Sinembargo al Aire
googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1625778287768-4038006’); });
.title-widget-alaire{ font-family: Lato !important; font-size: 16px; line-height: 1.2 !important; font-weight: bold !important; } .titulo-seccion-alaire{ border-bottom: 0px; border-top: 1px solid #000; border-top-left-radius: 218px 241px; border-top-right-radius: 218px 241px; } .alaire{ margin: 0; width: 100%; padding: 9px 0px; background: #fff; cursor: pointer; } .alaire p{ color: #aa173b; font-size: 20px; line-height: 1.2 !important; font-weight: 800 !important; font-family: Roboto Slab !important; cursor: pointer; } .alaire:before{ left: 21px; -webkit-transform: skew(-25deg,0deg ); transform: skew(-25deg,0deg); border-left: 2px solid #ccc; background: transparent; width: 50%; border-top: 2px solid #ccc; /* nuevo */ left: 19px; -webkit-transform: skew(-25deg,0deg ); transform: skew(-25deg,0deg); border-left: 2px solid #ccc; background: transparent; width: 50%; border-top: 2px solid #ccc; } .alaire:after { right: 21px; -webkit-transform: skew(25deg,0deg); transform: skew( 25deg,0deg); background: transparent; border-right: 2px solid #ccc; width: 50%; border-top: 2px solid #ccc; /* nuevo */ right: 18px; -webkit-transform: skew(25deg,0deg); transform: skew( 25deg,0deg); background: transparent; border-right: 2px solid #ccc; width: 50%; border-top: 2px solid #ccc; } .alaire:hover{ background-color: #fffafa00; cursor: pointer; opacity: 1; } .lado-derecho { width: 20%; border-top: 2px solid #ccc; right: 258px; position: absolute; } .lado-izquierdo { width: 20%; border-top: 2px solid #ccc; left: 259px; position: absolute; } @media (max-width:1024px ){ .lado-izquierdo , .lado-derecho { display: none; } } @media (max-width: 980px){ .alaire{ padding: 4px 55px !important; } } /* nuevo css*/ .p-alaire-Sidebar{ color: #aa173b; font-size: 20px; line-height: 1.2 !important; font-weight: 800 !important; font-family: Roboto Slab !important; border-top: 2px solid #ccc; } .new-tab-aire { background: #ccc; /*width: 75%; height: 58px*/ } .new-tab-aire:before { /* border-left: 2px solid #ccc; width: 22px; border-radius: 40px 0 0 0; left: 26px; height: 58px; top: auto; */ } .carousel-control-prev-icon.new, .carousel-control-next-icon.new { height: 100px; width: 100px; background-image: none; } .carousel-control-next-icon.new:after { content: ‘>’; font-size: 35px; color: #000; font-weight: bold; content: «\f138»; font-family: «FontAwesome»; } .carousel-control-prev-icon.new:after { content: ‘<'; font-size: 35px; color: #000; font-weight: bold; content: "\f137"; font-family: "FontAwesome"; } .left-carousel-opinion { left: 0px !important; } .pleca-opinion { background: #f1f0eb; padding-bottom: 26px; color: #aa173b; border-top-left-radius: 218px 241px; width: 64%; margin: 0 auto; border-top-right-radius: 218px 241px; font-size: 26px !important; } .opinion-tab { margin: 0; padding: 12px 0px; background: #f1f0eb; color: #aa173b; padding: 9px 0px; } .opinion-tab:hover{ background-color: #f1f0eb; cursor: pointer; opacity: 1; } .opinion-tab p{ font-size: 20px; line-height: 1.2 !important; font-weight: 800 !important; font-family: Roboto Slab !important; cursor: pointer; } .opinion-tab:before { left: -10px; } .opinion-tab::after{ right: -10px; } @media (max-width: 980px){ .opinion-tab{ padding: 6px 55px !important; height: 30px; } }

.title-widget-alaire{ font-family: Lato !important; font-size: 16px; line-height: 1.2 !important; font-weight: bold !important; } .titulo-seccion-alaire{ border-bottom: 0px; border-top: 1px solid #000; border-top-left-radius: 218px 241px; border-top-right-radius: 218px 241px; } .alaire:before{ left: 19px; -webkit-transform: skew(-25deg,0deg ); transform: skew(-25deg,0deg); border-left: 2px solid #ccc; background: transparent; width: 50%; border-top: 2px solid #ccc; } .alaire:after { right: 18px; -webkit-transform: skew(25deg,0deg); transform: skew( 25deg,0deg); background: transparent; border-right: 2px solid #ccc; width: 50%; border-top: 2px solid #ccc; } .lado-derecho { width: 20%; border-top: 2px solid #ccc; right: 258px; position: absolute; } .lado-izquierdo { width: 20%; border-top: 2px solid #ccc; left: 259px; position: absolute; } @media (max-width:980px ){ .lado-izquierdo , .lado-derecho { display: none; } }

.carousel-leidas { background: #fff; width: 100%;
} .button–next-leidas, .button–next-previous-leidas
{ background: #ccc; border: none; color: #fff; border-radius: 30px; width: 30px; height: 30px;
} .button–next-leidas:focus{ outline:none;
}
.button–next-previous-leidas:focus{ outline:none; }
.leidas-tabs:before{ border-right: 2px solid #ccc; border-bottom: 2px solid #ccc; height: 30px; margin-top: 5px; -webkit-transform: skew(-27deg,0deg); transform: skew(-27deg,0deg); left: -24px;
} .leidas-tabs:after{ border-left: 2px solid #ccc; border-bottom: 2px solid #ccc; right: -22px; height: 30px; margin-top: 5px; transform: skew(27deg,0deg); -webkit-transform: skew(27deg,0deg); } /*
.carousel-cell-leidass { width: 100%; height: 200px; margin-right: 5px; /*border-radius: 5px; counter-increment: carousel-cell;
}*/
.leidas-center
{ margin-left: 30%;
}
.carousel-cell-leidas { width: 100%; height: 100px; } @media only screen and (max-width: 740px) { .leidas-tabs:after, .leidas-tabs:before { margin-top: 0px; } } @media only screen and (min-width: 576px) { .carousel-cell-leidas { width: 100%; } } @media only screen and (min-width: 768px) { .carousel-cell-leidas { width: 50%; }
} @media only screen and (min-width: 992px) { .carousel-cell-leidas { width: 25%; }
}

más leídas

más leídas

.carousel-entrevistas { background: #fff; width: 100%;
} .button–next-entrevistas, .button–next-previous-entrevistas
{ background: #ccc; border: none; color: #fff; border-radius: 30px; width: 30px; height: 30px;
} .button–next-entrevistas:focus{ outline:none;
}
.button–next-previous-entrevistas:focus{ outline:none; }
.entrevistas-tabs:before{ border-right: 2px solid #ccc; border-bottom: 2px solid #ccc; height: 30px; margin-top: 5px; -webkit-transform: skew(-27deg,0deg); transform: skew(-27deg,0deg); left: -24px;
} .entrevistas-tabs:after{ border-left: 2px solid #ccc; border-bottom: 2px solid #ccc; right: -22px; height: 30px; margin-top: 5px; transform: skew(27deg,0deg); -webkit-transform: skew(27deg,0deg); } .leidas-center
{ margin-left: 30%;
}
.fecha-carousel{ font-family: Lato !important; font-size: 14px; line-height: 1.2 !important; font-weight: bold !important; color: #aa173b;
} .carousel-cell-entrevistas { width: 100%; } @media only screen and (max-width: 740px) { .entrevistas-tabs:after, .entrevistas-tabs:before { margin-top: 0px; } }
/*
.carousel-cell-entrevitass { width: 100%; height: 200px; margin-right: 5px; /*border-radius: 5px; counter-increment: carousel-cell;
}*/ @media only screen and (min-width: 576px) { .carousel-cell-entrevistas { width: 100%; } } @media only screen and (min-width: 768px) { .carousel-cell-entrevistas { width: 50%; }
} @media only screen and (min-width: 992px) { .carousel-cell-entrevistas { width: 25%; }
}

entrevistas

entrevistas

.carousel-destacadas { background: #fff; width: 100%;
} .button–next-destacadas, .button–next-previous-destacadas
{ background: #ccc; border: none; color: #fff; border-radius: 30px; width: 30px; height: 30px;
} .button–next-destacadas:focus{ outline:none;
}
.button–next-previous-destacadas:focus{ outline:none; }
.destacadas-tabs:before{ border-right: 2px solid #ccc; border-bottom: 2px solid #ccc; height: 30px; margin-top: 5px; -webkit-transform: skew(-27deg,0deg); transform: skew(-27deg,0deg); left: -24px;
} .destacadas-tabs:after{ border-left: 2px solid #ccc; border-bottom: 2px solid #ccc; right: -22px; height: 30px; margin-top: 5px; transform: skew(27deg,0deg); -webkit-transform: skew(27deg,0deg); } /*
.carousel-cell-leidass { width: 100%; height: 200px; margin-right: 5px; /*border-radius: 5px; counter-increment: carousel-cell;
}*/
.leidas-center
{ margin-left: 30%;
}
.carousel-cell-destacadas { width: 100%; height: 100px; }
@media only screen and (max-width: 740px){ .destacadas-tabs:after, .destacadas-tabs:before { margin-top: 0px; }
} @media only screen and (min-width: 576px) { .carousel-cell-destacadas { width: 100%; } } @media only screen and (min-width: 768px) { .carousel-cell-destacadas { width: 50%; }
} @media only screen and (min-width: 992px) { .carousel-cell-destacadas { width: 25%; }
}

destacadas

destacadas

.carousel-sofa { background: #fff; width: 100%;
} .button–next-sofa, .button–next-previous-sofa
{ background: #ccc; border: none; color: #fff; border-radius: 30px; width: 30px; height: 30px;
} .button–next-sofa:focus{ outline:none;
}
.button–next-previous-sofa:focus{ outline:none; }
.sofa-tabs:before{ border-right: 2px solid #ccc; border-bottom: 2px solid #ccc; height: 30px; margin-top: 5px; -webkit-transform: skew(-27deg,0deg); transform: skew(-27deg,0deg); left: -24px;
} .sofa-tabs:after{ border-left: 2px solid #ccc; border-bottom: 2px solid #ccc; right: -22px; height: 30px; margin-top: 5px; transform: skew(27deg,0deg); -webkit-transform: skew(27deg,0deg); } .leidas-center
{ margin-left: 30%;
} /*
.carousel-cell-entrevitass { width: 100%; height: 200px; margin-right: 5px; /*border-radius: 5px; counter-increment: carousel-cell;
}*/ .carousel-cell-sofa { width: 100%; }
@media only screen and (max-width: 740px)
{ .sofa-tabs:after, .sofa-tabs:before { margin-top: 0px; }
}
@media only screen and (min-width: 576px) { .carousel-cell-sofa { width: 100%; } } @media only screen and (min-width: 768px) { .carousel-cell-sofa { width: 50%; }
} @media only screen and (min-width: 992px) { .carousel-cell-sofa { width: 25%; }
}

#Sonora #Expresion-Sonora.com —> Tomado de http://Sinembargo.com/rss

Me gusta esto:

A %d blogueros les gusta esto: