abril 19, 2021

  Bienestar en Sonora

 Por Carlos Germán Palafox Moyers En el artículo anterior abordamos la pobreza en Sonora como un severo problema que no fue abordado, en el período 2016-2018, por el actual gobierno de Claudia Pavlovich al no considerar una política social para enfrentar...

 Por Carlos Germán Palafox Moyers

En el artículo anterior abordamos la pobreza en Sonora como un severo problema que no fue abordado, en el período 2016-2018, por el actual gobierno de Claudia Pavlovich al no considerar una política social para enfrentar este histórico y complejo fenómeno social. Sin duda el problema se agudizará, en el período 2019-2020, ya que en el 2019 la economía sonorense presentó tasa de crecimiento negativa, y al siguiente año surge la crisis de la pandemia afectando a los sectores más desprotegidos de la sociedad. Para medir los impactos, con toda certeza, hay que esperar el informe del CONEVAL para este último período. Sin embargo, es de esperarse de que el impacto será más fuerte que la crisis financiera de 2008-2009.

Además, otra de las asignaturas pendientes, es sin duda el del bienestar económico de la sociedad sonorense, un tema rezagado que en el transcurso de los últimos 5 años no ha sido prioritario para el actual gobierno. En cambio, el gobierno del presidente López Obrador presenta una visión clara de la dimensión del bienestar, ya que en el Proyecto Alternativo de Nación 2018-2024 se localiza, en el Anexo II de la Plataforma Electoral y Programa de Gobierno, dicha dimensión social. En él se menciona la necesidad de “una nueva visión del país, a través de proyectos y propuestas en materia económica, política, social y educativa que tienen por objeto generar políticas públicas, que permitan al país romper la inercia de bajo crecimiento económico, incremento de la desigualdad social y económica y pérdida de bienestar para las familias mexicanas“.

En esta entrega se analizará la población sonorense que se encuentra en la línea de pobreza por ingreso, la línea de pobreza extrema por ingreso, ingreso laboral en los períodos 2008-2018 y 2016-2018, este último podrá confirmar la hipótesis planteada párrafos arriba.

El bienestar económico es una de las dimensiones que componen la medición de la pobreza y permite identificar si las personas tienen (o no) los recursos para adquirir bienes y servicios que satisfagan sus necesidades alimentarias y no alimentarias.

La medición del ingreso incluye recursos monetarios y no monetarios (por ejemplo, productos en especie), para identificar a las personas con ingresos insuficientes se utiliza la línea de pobreza por ingresos y la de pobreza extrema por ingresos.

Para identificar a esta población existen diversas estimaciones: las líneas de pobreza por ingresos, línea de pobreza extrema por ingresos, ingreso laboral real y el índice de tendencia laboral. Esta información permite analizar, en el tiempo, el comportamiento del ingreso de la población. Una caída en el ingreso podría traducirse en un aumento de la pobreza, mientras que un aumento se traduciría en la capacidad de las personas de incrementar su nivel de bienestar. Sin duda, la gran crisis de la pandemia afectará el bienestar de la población a nivel nacional y del estado de Sonora, por lo que es importante diseñar políticas para aminorar los efectos negativo de la crisis económica y de salud.

Líneas de pobreza por ingreso

La medición de pobreza utiliza las siguientes dos líneas de ingreso: La línea de pobreza por ingresos, la cual equivale al valor monetario de una canasta alimentaria y no alimentaria de consumo básico por persona al mes; mientras que la línea de pobreza extrema por ingresos es el valor monetario en un mes determinado de una canasta alimentaria básica.

Línea de pobreza por ingreso

En el periodo 2008-2018, el porcentaje de población con ingreso inferior a la línea de pobreza por ingresos en Sonora se incrementó en 5.5 puntos porcentuales. En términos absolutos, se traduce en un incremento de aproximadamente 300,600 personas que tuvieron un ingreso insuficiente para comprar la canasta alimentaria y no alimentaria, al pasar de 829,600 personas en 2008 a 1,130,200 personas en 2018.

En la siguiente gráfica se presenta la evolución de la población con ingresos inferiores a la línea de la pobreza en Sonora en el período 2008-2018.

De 2016 a 2018, en el gobierno de Claudia Pavlovich, el porcentaje aumentó 0.9 puntos porcentuales, lo cual significó que alrededor de 54,300 personas contaran con un ingreso insuficiente para comprar la canasta alimentaria y no alimentaria en los últimos tres años. En la zona urbana, el valor mensual por persona de la línea de pobreza por ingresos de agosto de 2008 a agosto de 2018 pasó de $1,923.97 a $3,001.17 y en la zona rural fue de $1,203.51 a $1,941.01. Esto significa un incremento del costo de las necesidades de las personas. Para este sector en particular es clave el mantener baja la inflación.

Linea de pobreza extrema por ingreso

En el periodo 2008-2018, el porcentaje de población con ingreso inferior a la línea de pobreza extrema por ingresos en Sonora incrementó en 0.6 puntos porcentuales. En términos absolutos, se traduce en un incremento de aproximadamente 50,300 personas que tuvieron un ingreso insuficiente para comprar la canasta alimentaria, al pasar de 205,900 personas en 2008 a 256,100 personas en 2018.

De 2016 a 2018, el porcentaje incrementó 0.9 puntos porcentuales, lo cual significó que alrededor de 31,900 personas menos tuvieron un ingreso suficiente para comprar la canasta alimentaria, en el período de gobierno de Claudia Pavlovich. En la siguiente gráfica se presenta la evolución de la población con ingreso inferior a la línea de la pobreza extrema por ingreso en Sonora en el período 2008-2018.

A nivel nacional el porcentaje de la población con un ingreso inferior a la línea de pobreza extrema por ingresos fue de 16.8% en 2008, mismo nivel que se observó en 2018. En 2018, el porcentaje de la población de Sonora con ingreso inferior a la línea de pobreza extrema por ingresos fue 8.4 puntos porcentuales menor que el porcentaje nacional. En ese mismo año, el estado ocupó el lugar 23, de entre las 32 entidades federativas, por sus niveles de población con ingreso inferior a la canasta alimentaria.

Es importante señalar que el valor mensual por persona de la línea de pobreza extrema por ingresos en la zona urbana pasó de $874.72 en agosto de 2008 a $1,516.62 en agosto de 2018. Para el ámbito rural el cambio fue de $613.90 a $1,073.69 en el mismo periodo. Esto significa un incremento en el costo de los alimentos básicos de las personas. Además, si tomamos el tipo de cambio pesos por dólar promedio en 2008 fue de $13.85 pesos y en 2018 el tipo de camio fue de $19.05 pesos por dólar.  Con ello podemos calcular el ingreso de pobreza extrema por ingreso expresada en dólares al día y con esa información obtenemos que, en la zona urbana en 2008 fue 2,10 dólares diario y para el 2018 fue de 2,65 dólares al día. Para la zona rural la situación es más dramática, ya que en 2008 la línea de pobreza extrema era de 1.42 dólares al día y para 2018 fue de 1,87 dólares al día.

Ingreso laboral per cápita real

El tercer indicador es ingreso laboral per cápita real, el cual determina si las personas tienen un nivel de ingresos suficiente para adquirir una canasta mínima de bienes y servicios.

En la siguiente gráfica se muestra la evolución histórica del ingreso laboral per cápita real en Sonora del primer trimestre de 2005 al tercer trimestre de 2019.

En este periodo, el ingreso laboral real per cápita disminuyó 0.9%. En 2005 este ingreso equivalía a $2,325.50 mientras que en el tercer trimestre de 2019 fue de $2,303.92. El ingreso laboral per cápita real determina si las personas tienen un nivel de ingresos suficiente para adquirir una canasta mínima de bienes y servicios.

Podemos concluir que el gobierno de Claudia Pavlovich no diseño políticas para afrontar la caída de los ingresos de los sectores más desprotegidos de Sonora. Además, será un gran reto para el futuro gobierno diseñar políticas que atiendan la pobreza y el bienestar de vastos sectores de la sociedad, que han sido afectados por la recesión de la economía del estado y sumada la crisis económica y de salud que sigue golpeando a nuestra sociedad.

*Docente e investigador del Departamento de Economía de la Universidad de Sonora y presidente del Observatorio Ciudadano de Seguridad y Convivencia del Estado de Sonora. Correo institucional: german.palafox@unison.mx

#Sonora #Expresion-Sonora.com —> Tomado de https://sonorainclusiva.com/

A %d blogueros les gusta esto: