agosto 13, 2021

Autoridades publican decálogo para el regreso a clases presenciales

El gobierno federal anunció este jueves que el regreso a clases presenciales para educación básica y media es un hecho y comenzará a partir del 30 de agosto; además de dar a conocer los protocolos de salud que deberán seguir padres, docentes y alumnos.

Desde Palacio Nacional, la secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez, dio a conocer una lista de diez puntos que deberán ser adoptados por padres de familia, docentes, personal administrativo y alumnos para el retorno seguro y ordenado a las aulas, tras casi año y medio de ausencia por la pandemia de COVID-19.

El primer punto de este decálogo es invitar a los padres a formar parte de los Comités Participativos de Salud (CPS) que se formarán en los centros educativos; así como la sugerencia de establecer filtros de sanitización en el hogar, además de participar en los que se instalarán en los salones de clase.

También se recomienda seguir las medidas preventivas básicas para combatir la propagación del virus: lavarse las manos con agua y jabón, utilizar cubrebocas en todo momento y mantener una sana distancia de al menos un metro y medio entre cada persona y hacer el mayor uso posible de los espacios abiertos de las instituciones educativas.

Por el momento, se suspenderán eventos que puedan provocar grandes aglomeraciones como ceremonias o reuniones generales. También se pide dar aviso inmediato en caso de sospechar de casos de COVID-19 en las escuelas y se sugiere inscribirse a los cursos en línea de salud socioemocional para el regreso a clases, promovidos por la SEP y la Secretaría de Salud.

Finalmente, se solicitará a los padres de familia que, al llevar a sus hijos a sus centros educativos, lleven una carta compromiso firmada, en la que asumen la corresponsabilidad en la ejecución de estos puntos.

Entre los argumentos presentados por las autoridades educativas para aprobar el regreso de las clases presenciales –pese a la nueva oleada de contagios- se encuentran que estos lugares tienen una función social que va más allá del ámbito escolar, pues son un ‘segundo hogar’ en el que los menores tienen un espacio propicio para socializar.

También apuntan a que los menores requieren atención socioemocional en un momento tan crucial de sus vidas y que las escuelas también pueden fungir como un ‘espacio seguro’ para aminorar el estrés y protegerlos de potenciales casos de violencia que pudieron haber sufrido durante el transcurso de la pandemia.

Durante su presentación, Gómez también destacó que la actividad escolar no se ha detenido en ningún momento de los dieciséis meses que ha durado la contingencia sanitaria gracias a la implementación de estrategias educativas a distancia, como ‘Aprendiendo en Casa’ o ‘Jóvenes en Casa’, que permitieron que los estudiantes continuaran con su formación.

Con información del Gobierno de México.

Imagen: El Universal

Tomado de https://www.themexico.news/feed/

A %d blogueros les gusta esto: