enero 18, 2022

Asociación reprocha a juez por mantener prisión preventiva contra Brenda Quevedo

La agrupación En Vero se manifestó en contra de la resolución de un juez federal, quien determinó que Brenda Quevedo Cruz permanezca bajo prisión preventiva por su implicación en el famoso ‘caso Wallace’, pese a que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha exigido su liberación.

A través de un comunicado, dirigido a los titulares de los poderes Ejecutivo y Judicial y a la opinión pública, acusaron a Alfredo Silva Juárez, juez primero de Distrito en materia de Procesos Penales Federales, de haber desaprovechado una oportunidad única para ponerse del lado de la justicia.

El juzgador fue señalado por haber pasado por alto los abusos y las violaciones al debido proceso en el caso de la exproductora de televisión, negándose a cambiar la medida cautelar de prisión preventiva que Quevedo enfrenta desde hace catorce años, pese a que la ley establece que el periodo máximo para estar detenido sin ser juzgado es solo de dos años.

El magistrado determinó no conceder a la imputada el continuar su proceso en libertad condicional alegando que existe un riesgo considerable de fuga, debido a que esta no está plenamente establecida en la Ciudad de México, así como a que su aprehensión tuvo lugar en Estados Unidos.

La agrupación reprochó que Silva considerara más importante este último dato que la cadena de arbitrariedades que la detenida ha enfrentado, que incluyen la violación de su presunción de inocencia, traslados ilegales entre distintas instalaciones penales y las torturas a las que fue sometida al interior de estas.

En Vero considera que la determinación del juez es un ejemplo más en la serie de injusticias que Quevedo y su familia han tenido que padecer durante los últimos quince años, las cuales incluyen entre sus participantes tanto a elementos del sistema judicial como a actores externos, como líderes de opinión y medios de comunicación.

De igual forma, incluyen a la Fiscalía General de la República como perpetradores de esta cadena de abusos, ya que inexplicablemente se niega a desistir la acusación en contra de la señalada, pese a que se ha demostrado que la investigación iniciada por la extinta PGR no tenía ningún fundamento.

Cabe recordar que, desde octubre de 2020, el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la ONU hizo un llamado formal al gobierno de México para proceder a la liberación inmediata de Brenda Quevedo, así como a la reparación inmediata del daño provocado por las arbitrariedades del caso.

Con información de En Vero.

Tomado de https://www.themexico.news/feed/

A %d blogueros les gusta esto: