abril 18, 2021

Así es el gato herrumbroso, el felino salvaje más pequeño del mundo

Para el gato herrumbroso, el tamaño no es un impedimento: se posiciona como uno de los cazadores más eficaces de los bosques húmedos orientales. De entre los felinos salvajes, llama la atención que los más letales son siempre los más pequeños....

Para el gato herrumbroso, el tamaño no es un impedimento: se posiciona como uno de los cazadores más eficaces de los bosques húmedos orientales.

De entre los felinos salvajes, llama la atención que los más letales son siempre los más pequeños. Así como el gato del desierto, que se distingue por tener un éxito al cazar del 60 %, entre los bosques tropicales de altura en Sri Lanka, Nepal e India deambula el gato herrumbroso: el felino más pequeño del mundo, encargado de regular las poblaciones de roedores en su hábitat natural.

Un cazador de apenas medio metro

Un gato herrumbroso (Prionailurus rubiginosus) promedio no alcanza el medio metro. Por el contrario, pueden medir de 35 a 48 centímetros de longitud, a lo mucho. A pesar de que los cachorros pueden caber en la palma de la mano, es un depredador que gusta de cazar en las noches, ya que durante el día, se protege a sí mismo en las cuevas de la selva ceilandesa.

gato herrumbroso
Foto: Getty Images

El gato herrumbroso lleva una vida solitaria cuando alcanza la edad adulta. Son animales curiosos, que se distinguen por una fineza acrobática para nadar y saltar, a pesar de sus dimensiones reducidas.

Dados su tamaño y apariencia apacible, muchas veces son confundidos con crías de gatos domésticos o de leopardos. Sin embargo, no es el caso: disperso por las selvas orientales, se tiene realmente poca información sobre su comportamiento.

Te sugerimos: Güiña: el misterioso felino chileno que está en peligro de extinción

Un regulador de roedores y otras plagas

gato herrumbroso
Foto: Getty Images

En su camino evolutivo, desarrolló una visión seis veces más poderosa que la de los seres humanos. Es capaz de sentir el movimiento de serpientes y de otros depredadores más grandes, que muchas veces logra burlar entre las ramas de los árboles.

Es justamente desde las alturas que consigue sus presas naturales: pájaros, roedores y lagartijas están en la mira del gato salvaje más pequeño del planeta. Fácilmente reconocible por su pelaje pardo y manchado, ésta es una especie amenazada por la destrucción de su hábitat natural.

A pesar del papel fundamental que juegan como reguladores de plagas en su hábitat, la investigación científica se ha enfocado en otras especies más grandes con las que comparten ecosistema, como los tigres de bengala. Aunque esto es cierto, el gato herrumbroso figura como “Casi Amenazado” en la Lista Roja de la UICN.

Sigue leyendo:

Gato del desierto: así es el felino más letal y difícil de observar de la Tierra

Conoce a Simba, el primer cachorro de león concebido por inseminación artificial

Tomado de https://www.ngenespanol.com/

A %d blogueros les gusta esto: