abril 23, 2022

Arranca Guadalajara, Capital Mundial del Libro, con ausencia de la Secretaría de Cultura

A partir de este sábado, la ciudad jalisciense es epicentro global del mundo editorial, en un programa que cuenta con una mínima participación del gobierno de México. El programa arrancó con la lectura de “Ensayo sobre la ceguera”, del Nobel...

Por primera vez en poco más de 20 años, una ciudad mexicana ostenta el título anual de Capital Mundial del Libro. Se trata de Guadalajara, ciudad que se ha convertido en uno de los epicentros de la actividad editorial no solo en México sino en Iberoamérica, misma que este sábado por la mañana, en el marco del Día Mundial del Libro, asumió el título que pone los reflectores del mundo editorial sobre sí y pone en marcha un año con un amplio programa de actividades orbitales de ese dispositivo lleno de letras.

La ceremonia de inauguración de Guadalajara, Capital Mundial del Libro fue encabezada por Ian Denison, director del programa Capital Mundial del Libro por la UNESCO; Frédéric Vacheron Oriol, representante de la UNESCO en México; Vera Michalski-Hoffmann, embajadora de Buena Voluntad, también de la UNESCO; Raúl Padilla López y Marisol Schulz Manaut, presidente y directora de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL Guadalajara), así como Martín Solares, director del programa como epicentro del libro en el mundo, entre otros funcionarios estatales y municipales.

Aunque breve, la ceremonia destacó por la ausencia de autoridades federales de Cultura, cuya participación en el programa de la Capital Mundial del Libro no fue presupuestal sino únicamente, según declaró hace unos días la subsecretaria federal de Desarrollo Cultural, Marina Núñez Bespalova, programática y en especie: “ellos (los integrantes del comité consultivo) nos pidieron que colaboremos en un programa que tiene que ver con bibliotecas y con promoción y fomento de la lectura en estos espacios. Nos están pidiendo que ayudemos en programación y que completemos algunos acervos en zonas alejadas, sobre todo en lenguas indígenas, que es lo que estamos haciendo”.

En entrevista el 3 de febrero pasado, Andrea Blanco Calderón, coordinadora general de Construcción de Comunidad de Guadalajara, declaró a este medio que el comité de organización esperaba apoyos federales y “que venga a la inauguración de la capitalidad gente del gobierno federal y, obviamente, el gobernador”. Por cierto, el gobernador tampoco estuvo presente en la ceremonia y en su representación acudió la secretaria de Cultura de Jalisco, Lourdes González Pérez.

FIL Guadalajara encabeza la apertura

“Gracias a esfuerzos como la FIL Guadalajara, la capital de Jalisco se ha convertido en un punto neurálgico y estratégico para el mundo del libro y la lectura”, declaró Raúl Padilla López durante el acto inaugurar, y complementó: “sé que con todo el trabajo que se ha realizado y el que falta por hacer, el nombre de nuestra Guadalajara quedará en alto y se consolidará como núcleo cultural, literario y editorial para México, América Latina y el mundo”.

Anunció que la FIL obsequiará al público el libro “Cien voces de Iberoamérica. A 35 años de la FIL” que, con fotografías de Maj Lindström y textos de Vanesa Robles, reúne los testimonios y entrevistas de un centenar de escritoras y escritores protagonistas de la feria durante sus 35 años de existencia. La obra podrá descargarse a través de códigos QR que estarán disponibles en los distintos eventos presenciales del programa o bien a través de las páginas de internet tanto de la FIL como de la editorial Universidad de Guadalajara y de la Librería Carlos Fuentes de la UdeG.

Por su parte, el escritor Martín Solares, como director del programa, declaró que “durante un año tendremos la oportunidad de lograr que nuevos proyectos literarios echen raíces o sigan creciendo y se ramifiquen. Tendremos la oportunidad de rechazar la violencia en cualquiera de sus formas y trabajar por una cultura de paz a través de proyectos literarios que aumenten la cultura, la igualdad y el respeto por la diversidad”.

Añadió que la experiencia de 20 años del programa de capitales mundiales del libro ha dejado como enseñanza “que una ciudad que lee es una ciudad que sueña, es una ciudad que imagina, una ciudad que vive muchas vidas, una ciudad que recuerda, que escucha a los otros, que acepta las diferencias, que cambia y, en fin, una ciudad que lee es una ciudad mejor”.

A cien años de Saramago

Acto seguido, arrancó la tradicional lectura colectiva en voz alta de una obra literaria, esto, en ocasión del Día Mundial del Libro. El texto elegido para esta edición tan especial fue la novela “Ensayo sobre la ceguera”, del Premio Nobel de Literatura 1998, José Saramago, en el centenario de su nacimiento, como el inicio de un año con un nutrido programa de más de 2,000 actividades que van desde maratones de lectura, talleres, conciertos, lecturas teatralizadas, jornadas literarias, campañas de donación de libros, seminarios e intervenciones artísticas.

Antes del inicio del maratón, la editora Pilar del Río, presidenta de la Fundación Saramago, ofreció unas palabras a través de un video que fue proyectado durante la ceremonia. Recordó que el también autor de “El Evangelio según Jesucristo” era un asiduo de la FIL Guadalajara, donde solía encontrarse con amigos del alma, como Carlos Fuentes, y en muchas ocasiones llegó a celebrar su cumpleaños en este encuentro editorial.

“Doy las gracias a los lectores, a quienes van a participar y están participando en este día y a quienes hacen posible que la literatura sea este milagro que sí nos ocurre y en Guadalajara, al menos, nos ocurre una vez al año”, declaró Del Río.

Acto seguido, el presidente municipal de la capital jalisciense, Pablo Lemus Navarro, y el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), Hugo Setzer Letsche, se encargaron de abrir el maratón de lectura.

ricardo.quiroga@eleconomista.mx

Tomado de https://www.eleconomista.com.mx/