abril 10, 2022

Arqueólogos han digitalizado una colección de vestigios que pueden imprimirse en 3D



Los artefactos de los distintos yacimientos arqueológicos de Boston se están documentando y siendo digitalizados; se espera que los usuarios puedan descargar estos materiales e incluso imprimirlos en en 3D.


La arqueología, en su forma más simplista estudia, describe e interpreta las civilizaciones antiguas a través de los vestigios materiales, el arte, los utensilios y los documentos que se han conservado hasta la actualidad.

El principal objetivo de esta disciplina es, entre otras cosas, el estudio de los cambios en la organización social a través de la cultura material. Esto normalmente se logra a través del estudio de restos materiales en contextos espaciales y temporales definidos.

Con esa misma finalidad, el Programa de Arqueología de la Ciudad de Boston se creó en 1983 y con el objetivo de realizar excavaciones dentro de los límites de la ciudad, conservar los objetos desenterrados para futuras investigaciones y poner las colecciones a disposición del público.

Desde 2019 este programa comenzó el proceso de digitalizar completamente algunas de sus colecciones más significativas. El objetivo del proyecto es hacer que las colecciones se puedan buscar en línea a través de una base de datos.

[embedded content]

Joe Bagley, arqueólogo estadounidense, actualmente está documentando y catalogando digitalmente miles de objetos que han sido excavados a lo largo de los años. Como resultado, existen unos 200.000 artefactos fotografiados en su sitio web, pero solo 25 de ellos ya pasaron por el proceso de escaneo en 3D y puestos en línea.

«Estos objetos eran algo valioso para alguien, quizá se trataba de algo que llevaba en su cuerpo, tal vez todos los días».

Dice, la arqueóloga digital es Nadia Kline, encargada del proyecto.

A través de las estas digitalizaciones se espera que la gente tenga acceso al conocimiento de la vida ordinaria de las personas de hace cientos de años.

Hoy en día, 18 de los objetos escaneados, como una vela de tinta de un burdel estadounidense de 1870, pueden descargarse de Internet e imprimirse a tamaño real siempre que se tenga acceso a una impresora 3D.

Su objetivo no es sólo involucrar a una nueva generación en la cultura material de nuestra sociedad, sino también ayudar a rellenar las lagunas de las historias que nunca se han contado.

Los investigadores lograron reproducir en 3D los artefactos y ponerlos a disposición del público.

Las decenas de miles de imágenes digitales han sido todo un reto. Antes de añadirlas a la base de datos, fue preciso renombrar cada foto con su número de catálogo. Así se garantizaba su correspondencia con el catálogo adecuado.

Tambien, crearon numerosos modelos 3D de artefactos utilizando escaneo láser y fotogrametría. En sketchfab.com/BostonArchaeology se pueden descargar gratuitamente los objetos escaneados por el equipo para imprimirlos con una impresora 3D.

Actualmente la colección contiene casi 2 millones de objetos diferentes. Aseguran, quieren llegar a tener con el tiempo un gran numero de elementos en su base de datos para facilitar su investigación. Para mas información puedes seguir a este proyecto en su cuenta de Facebook oficial.

Tomado de http://Notaantrpologica.com/