Antártida, en un punto de inflexión letal por cambio climático: Guterres

Romper el ciclo mortal del calentamiento global antes de que se alcance un “punto de inflexión letal” en la Antártida, pidió el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, a los líderes mundiales que se reunirán esta semana en Dubái, para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28).

Desde la sede en Nueva York, el funcionario internacional se dijo impresionado por el impacto del cambio climático en la Antártida, luego de constatar las repercusiones del calentamiento global durante su visita al sitio. Por ello, llamó a los líderes a adoptar medidas urgentes, como triplicar el uso de energías renovables o duplicar la eficiencia energética.

En conferencia de prensa, Guterres dijo que el fin de semana vio lo “profundamente impactante” que es la velocidad a la que se está derritiendo el hielo en la Antártida, tres veces más rápido que a principios de la década de 1990. Al respecto, expuso que el hielo marino en el Polo Sur está ahora 1.5 millones de kilómetros cuadrados por debajo del promedio para esta época del año; eso equivale a la superficie combinada de Portugal, España, Francia y Alemania juntos.

“Lo que ocurre en la Antártida no se queda en la Antártida”, señaló Guterres. “Vivimos en un mundo interconectado. El deshielo de las capas marinas significa el aumento del nivel del mar. Y eso pone directamente en peligro las vidas y los medios de subsistencia de las comunidades costeras de todo el planeta”.

El impacto de las inundaciones y el agua salada en el suministro de alimentos y agua no será el único riesgo inminente, sino también la viabilidad de pequeñas islas y ciudades enteras en las costas de todo el mundo. “El movimiento de las aguas alrededor de la Antártida distribuye calor, nutrientes y carbono por todo el mundo, ayudando a regular nuestro clima y los patrones meteorológicos regionales”, dijo el secretario general de la ONU.

De acuerdo con un comunicado oficial, Guterres advirtió que el “sistema se está ralentizando a medida que el Océano Austral se calienta y pierde densidad. Una mayor ralentización, o su colapso total, supondría una catástrofe”. Añadió que si no cesan las extracciones de combustibles fósiles, “nos dirigimos hacia un calamitoso aumento de la temperatura de tres grados centígrados a finales de siglo”.

Asimismo, acusó que las capas de hielo de Groenlandia y la Antártida Occidental cruzarán un punto de inflexión mortal. “La Antártida está pidiendo a gritos que se tomen medidas”.

Tomado de https://contralinea.com.mx/feed/