Ámsterdam teme por la vida del periodista Peter R. de Vries

Muchas personas acuden al lugar donde el reputado periodista Peter R. de Vries sufrió un ataque que lo mantiene en un hospital luchando por su vida. Las investigaciones prosiguen. Lucia Schulten informa desde Ámsterdam. #Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://rss.dw.com/rdf/rss-sp-all...

En la calle Lange Leidsedwarstraat de Ámsterdam, donde el martes (6.7.2021) fue baleado Peter R. de Vries, la palabra que más se escucha para describir al periodista es “valiente”. De Vries, de 64 años, sigue luchando por su vida en un hospital. La presencia policial es constante en esta bulliciosa calle, llena de tiendas y restaurantes.

El lugar de los hechos se ha convertido en lugar de peregrinación para quienes desean presentar su respeto y apoyo a Peter R. de Vries. Muchos llevan flores o tarjetitas con mensajes de ánimo. En una de ellas puede leerse: “Lucha. Nosotros rezamos por ti”. En otra se lee: “Por los periodistas libres”.

El periodista holandés Peter R. de Vries sigue luchando por su vida tras el ataque.

El periodista holandés Peter R. de Vries sigue luchando por su vida tras el ataque.

A lo largo del miércoles (7.7.2021) fueron llegando cada vez más personas para observar el mar de flores, hacer fotos, leer los mensajes y depositar sus propios ramos en el lugar. Algunos llevaban velas, otros, detalles como bulbos de tulipanes o panecillos de uvas pasas. Diana ha venido expresamente desde Rotterdam junto con su hija, porque asegura que sintió la necesidad de acudir al lugar de los hechos: “Lo echaré de menos en televisión. Siempre que decía algo era honesto, justo y veraz”, destaca.

Diana vino desde Rotterdam para expresar su apoyo al periodista Peter R. de Vries.

Diana vino desde Rotterdam para expresar su apoyo al periodista Peter R. de Vries.

Conocido en todo el país

Peter R. de Vries es un muy destacado periodista de investigación de Holanda. Se hizo conocido por un libro sobre el secuestro del empresario cervezero Alfred Heineken, que después se convirtió en película. Más tarde, se labró su reputación con un programa televisivo que llevaba su propio nombre.

En 2008 alcanzó renombre mundial, ganando un Emmy por sus reportajes. Últimamente desempeñaba la labor de asesor y persona de confianza de un testigo clave en el llamado juicio de Marengo. El abogado y un hermano de este testigo ya fueron asesinados. Oficialmente, todavía no se han hecho público los motivos del ataque. El ministro de Justicia neerlandés, Ferdinand Grapperhaus, dijo que no deben extraerse conclusiones precipitadas, y que hay que permitir que la Policía continúe sus investigaciones. A instancias de Deutsche Welle, Grapperhaus dijo a este medio que Holanda sigue siendo un país seguro para periodistas.

Thomas Bruning, director de la principal asociación de periodistas de Holanda.

Thomas Bruning, director de la principal asociación de periodistas de Holanda.

Trabajo de periodistas es cada vez más difícil

Thomas Bruning, director de la principal asociación de periodistas de Holanda, dice que las amenazas contra los comunicadores proceden del ámbito de la criminalidad organizada, que ha aumentado en los últimos años. Según Bruning, los periodistas que trabajan en esa área han interpretado el atentado contra De Vries “como una advertencia grave”, y eso puede llevar a que reflexionen antes de hacer su trabajo, porque su vida podría correr peligro. Además, Bruning recuerda que, en general, los reporteros están expuestos a la animosidad de la gente, desde insultos a agresiones físicas. 

Emma en la calle donde se produjo el ataque contra De Vries.

Emma, vecina del barrio donde se produjo el ataque contra De Vries, dice no estar sorprendida por lo ocurrido.

En la calle Lange Leidsedwarsstraat, todos parecen estar de acuerdo en que el atentado contra De Vries está relacionado con su labor: “Hasta cierto punto, nos sorprendía que no haya sucedido antes”, dice Emma, que vive cerca del lugar de los hechos. Emma dice que el periodista es muy valiente y que no quiso protección personal. Tampoco le sorprende a Quincy, que trabaja cerca del lugar en una empresa de producción cinematográfica, y dice que él y sus colegas ya habían comentado que De Vries no tenía protección policial y que todo el mundo sabía que andaba a menudo por el barrio.

Thomas Bruning estaba en contacto con Peter R.de Vries, también por el tema de su seguridad. En su momento, De Vries rechazó protección personal: “Él quiere vivir con libertad, y eso no es posible cuando uno tiene protección 24 horas al día”. 

(ms/cp)

#Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://rss.dw.com/rdf/rss-sp-all

A %d blogueros les gusta esto: