octubre 8, 2021

Alemania investiga un nuevo caso de extremismo de derecha dentro del Ejército

Un reducido grupo de soldados del batallón encargado de los recibimientos protocolarios en las visitas de Estado fueron suspendidos por comportamientos racistas, abusos sexuales y simbología neonazi. #Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://rss.dw.com/rdf/rss-sp-all...

Alemania investiga una organización de extrema derecha dentro del batallón de la guardia de honor del Ejército, anunció el viernes (08.10.2021) el Ministerio de Defensa. Según los informes, el grupo se refiere a sí mismo como la «manada de lobos» (Wolfsrudel) y también está siendo examinado por sus rituales de iniciación y por abusos sexuales.

La 2ª Compañía dentro del prestigioso batallón, conocida por ser la encargada de recibir a jefes de Estado extranjeros y por desfiles u honores militares de alto perfil, ha sido «retirada» del servicio activo mientras se investigan los informes, dijo a la prensa en Berlín el portavoz del Ministerio, Arne Collatz. Los agentes implicados han sido relevados de sus funciones.

Soldados suspendidos tras denuncias dentro de la unidad

Los incidentes salieron a la luz como resultado de los relatos de otros miembros del batallón. La noticia la adelantó la edición digital del semanario Der Spiegel, poco antes de que el ministerio comentara e informara al Bundestag el viernes. Collatz también reconoció que estas acusaciones no fueron de ninguna manera las primeras de su tipo dentro de las filas militares alemanas en los últimos años.

«Se trata, una vez más, hay que decirlo, de rituales de bebida y novatadas bastante perversos. Se trata de violencia sexual y acoso. Se trata de incidentes de extrema derecha, como vestir camisetas negras con un 88 impreso [número que en círculos neonazis simboliza el saludo hitleriano prohibido en Alemania] o designar a los compañeros asiáticos como ‘fillis’ [y otras denominaciones racistas]», dijo Collatz.

El grupo de soldados, al menos seis, ha sido suspendido de todos los eventos oficiales «hasta nuevo aviso» mientras se realiza la investigación, dijo Collatz. El Ministerio de Defensa afirmó que las acusaciones «nos avergüenzan profundamente» y que el caso será investigado «con todo rigor». El batallón de guardia, la unidad de instrucción de élite de la Bundeswehr, cuenta con casi mil soldados en total; sus miembros se denominan a sí mismos los «soldados de protocolo».

Los funcionarios alemanes han dicho que están decididos a erradicar el extremismo de derecha dentro del Ejército después de una serie de informes similares en los últimos años. El viernes, el ministerio enfatizó que «cada caso de sospecha es demasiado» y que habría «tolerancia cero para cualquier tipo de delito» de este tipo.

lgc (dpa/ap/afp)

#Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://rss.dw.com/rdf/rss-sp-all

A %d blogueros les gusta esto: