abril 10, 2021

Alemania: ¿contraen los inmigrantes COVID-19 en mayor número?

No hay cifras fiables al respecto. Pero una cosa es cierta: los pobres, sean inmigrantes o no, corren un mayor riesgo. #Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://rss.dw.com/rdf/rss-sp-all...

El diario Bild, el mayor periódico de masas de Alemania, publicó recientemente cifras alarmantes: entre las personas que tuvieron que ser tratadas en cuidados intensivos en hospitales de Alemania como consecuencia del coronavirus, había muchas personas de familias de inmigrantes.

El periódico reveló conversaciones entre el presidente del Instituto Robert Koch, Lothar Wieler, con médicos jefes de varios grandes hospitales, que habían informado que había hasta un  90% de personas con raíces extranjeras entre los pacientes de cuidados intensivos. Según el mensaje tácito de ese informe, ¿prefieren los políticos y los científicos abstenerse de revelar esas cifras para no exponerse a la acusación de xenofobia?

Wieler: “Una conversación informal y personal”

Unos días más tarde, durante una rueda de prensa del Gobierno alemán, Wieler relativizó la afirmación central del informe, sobre todo si las declaraciones individuales de los médicos se extrapolan a todo el país. Pero confirmó las conversaciones con los médicos: “Fue una conversación personal, un intercambio informal, en el que consideramos varias cosas, pero no hicimos ninguna declaración final. No se dispone de estos datos. El Instituto Robert Koch no dispone de estos datos y, de acuerdo con el apartado 11 de la Ley de Protección de Infección, esos datos no se recogen”.

La pandemia es un reto extremo para los inmigrantes

Alrededor del 13% de la población total de Alemania está formada por personas que no tienen pasaporte alemán. Especialmente para las personas que hablan poco o entienden mal el alemán, es decir, sobre todo para los muchos refugiados que llegaron al país después de 2015, la pandemia es un desafío extremo. A menudo viven en condiciones de hacinamiento, y su acceso a la información pública -por ejemplo sobre el progreso de las restricciones de viaje y la situación en el país- es engorroso.

No existen cifras para todo el país

Por tanto, no es de extrañar que la proporción de personas con origen migratorio entre los infectados y enfermos sea mayor que la del resto de la sociedad. Pero no existen cifras fiables para todo el país. Los números de casos se comunican al Instituto Robert Koch desde las clínicas y las oficinas de salud de forma anonimazada. Sebastian Guelde, portavoz del Ministro de Salud, Jens Spahn, añadió: “Hemos señalado una y otra vez, incluso el Instituto Robert Koch, que las barreras lingüísticas y el diferente acceso a la información sanitaria son, por supuesto, factores muy importantes, también para el estado de salud de las personas. Otras cuestiones que naturalmente influyen son los factores socioeconómicos, es decir, el mundo del trabajo, las condiciones de vida en general, las condiciones de la vivienda, por ejemplo”.

Estatus, condiciones de vivienda y situación laboral son determinantes

De hecho, el periódico berlinés Tagesspiegel informó desde las clínicas de la capital que un número llamativamente elevado de hombres de familias numerosas procedentes de Cercano Oriente o de Turquía estaban siendo tratados. A menudo se han producido disputas con los familiares que no aceptan las restricciones de visita a las que la pandemia obliga.

Sin embargo, incluso estos expertos médicos solían señalar que tanto el hecho de estar afectado por una infección como el de conocer la pandemia tienen mucho que ver con el estatus social, y menos con el origen. En resumen, los que son pobres, los que viven en condiciones estrechas, tienen más probabilidades de enfermar. Y también los que tienen que trabajar en condiciones a menudo precarias.

Sociólogo y médico: “Los pobres presentan desarrollos más severos”

En este contexto, el sociólogo y médico Nico Dragano, de la Clínica Universitaria de Düsseldorf, señala una diferencia importante: hay que separar entre el peligro de contagiarse y el riesgo de sufrir una evolución grave de la enfermedad. “Hay ciertas condiciones preexistentes que aumentan el riesgo de que uno tenga un curso severo si se contagia. Se trata, por ejemplo, de enfermedades cardíacas, hipertensión arterial, obesidad y diabetes. Todas estas son enfermedades que afectan más a las personas en situación de pobreza”, recuerda Dragano en entrevista con DW.

Personal médico y de enfermeras/os se prepara para la apertura de nueva UCI en la Clínica Vivantes Humboldt de Berlín-Reinickendorf

Personal médico y de enfermeras/os se prepara para la apertura de nueva UCI en la Clínica Vivantes Humboldt de Berlín-Reinickendorf

Muchos médicos y enfermeras son inmigrantes

Una relación que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) ya señaló el año pasado, y no sólo para Alemania. El estudio de la OCDE también señala que, por término medio, los inmigrantes constituirían el 24% de los médicos y el 16% de los enfermeros en los 37 países de la OCDE, por lo que estarían en la primera línea de la lucha contra el virus.

Incluso en el momento álgido de las medidas anticoronavirus, con el cierre de fronteras, por ejemplo, los gobiernos han hecho excepciones para la entrada de recolectores de cultivos estacionales extranjeros, incluido el Gobierno alemán en Berlín, explicó.

Información sobre coronavirus en 10 idiomas

El problema de no entender o hablar el idioma alemán sigue existiendo. El portavoz del Ministerio de Salud subraya que es consciente de ese reto: “El material informativo, por ejemplo sobre la campaña de vacunación, está ya traducido a diez lenguas extranjeras. Y también las líneas de teléfono 116 y 117 estarán disponibles a partir de mediados de marzo en cuatro idiomas más, a saber, inglés, turco, árabe y ruso”.

(jov/cp)

#Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://rss.dw.com/rdf/rss-sp-all

A %d blogueros les gusta esto: