abril 18, 2021

Al menos 133 muertos y decenas de desaparecidos dejan lluvias y deslaves en Indonesia y Timor Oriental

Las carreteras y puentes estaban cubiertos de lodo, lo que complicaba la tarea de los socorristas que intentaban llegar a las zonas más afectadas. #Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://rss.dw.com/rdf/rss-sp-all...

Inundaciones, crecidas repentinas y deslaves provocados por lluvias torrenciales sembraron este lunes el (05.04.2021) el caos en las zonas situadas entre la isla indonesia de Flores y Timor Oriental, donde se reportan al menos 133 muertos y decenas de desaparecidos, mientras miles de personas se vieron obligadas a buscar refugio en centros de acogida. 

El diluvio generado por el ciclón tropical Seroja hizo desbordar las represas e inundó miles de casas.

Al menos 86 personas murieron en Indonesia y otras 71 seguían desaparecidas. En el vecino Timor Oriental, al menos 27 personas fallecieron, la mayoría de ellas en Dili, la capital.  Mientras la agencia AP reportaba 133 muertos en los dos países.

En el este de la isla indonesia de Flores, muchas casas, carreteras y puentes estaban cubiertos de lodo, lo que complicaba la tarea de los socorristas que intentaban llegar a las zonas más afectadas.

“El barro y las condiciones meteorológicas constituyen un gran desafío, al igual que los escombros que se acumulan y dificultan la búsqueda”, declaró Raditya Jati, portavoz de la agencia indonesia de gestión de catástrofes.

Aldeas arrasadas

En Lembata, una isla situada a medio camino entre Flores y Timor, el acceso por carretera quedó cortado, lo que obligó a las autoridades a desplegar maquinaria para reabrir las vías. Parte de algunas aldeas de las alturas fueron arrastradas hacia la costa en los deslizamientos de tierra.

Basir Langoday, un habitante de la isla, dijo que oyó gritos de socorro en una casa cubierta de escombros.

“Había cuatro personas en el interior. Tres sobrevivieron, pero no la última”, explicó a los periodistas. Basir Langoday y otros vecinos hicieron todo lo posible para salvar al hombre, atrapado entre los restos. “Gritaba: dense prisa, no aguanto más”.

Otro vecino de esta isla, Juna Witak, se dirigía al hospital local para velar el cuerpo de su madre, que murió la víspera en las inundaciones. Encontraron sus restos en la orilla del mar. “Hubo un gran estruendo y el agua barrió las casas, todo”, explica.

Sin agua, sin baños

En Timor Oriental, entre los que perdieron sus casas figura Epifania Gomes, madre de cuatro hijos, que se refugió con toda su familia en una iglesia cerca de Dili.

“Es difícil encontrar agua limpia. No nos hemos lavado porque no hay ducha ni baño, tenemos que hacer nuestras necesidades entre los arbustos”, explicó a la AFP.

La Unión Europea ofreció ayuda a este pequeño y pobre país, conocido oficialmente como Timor-Leste.

“Las inundaciones catastróficas llegan cuando Timor-Leste está luchando para contener la propagación del COVID-19 entre su población, añadiendo presión a los recursos y al pueblo timorense”, afirmó el bloque.

En las zonas siniestradas, los habitantes corrían hacia los centros de acogida. Otros se quedaban cerca de los restos de sus casas.

“Los evacuados se han dispersado por todas partes, hay cientos de ellos en todos los distritos, pero muchas personas también se quedaron en casa”, explica Alfons Hada Bethan, jefe de la agencia de gestión de catástrofes de Flores oriental. “Necesitan medicamentos, comida, mantas”.

Las precipitaciones complican la situación. “Creemos que todavía hay muchas personas sepultadas, pero ignoramos cuántas”, dijo.

jc (afp, efe, ap)

#Sonora #Expresion-Sonora.com Tomado de http://rss.dw.com/rdf/rss-sp-all

A %d blogueros les gusta esto: