Agroasemex, aseguradora sin experiencia del gobierno, incumple obligaciones a pesar de incrementar sus contratos

El Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (​​Infonacot) decidió a mediados del año 2019 cancelar los contratos de aseguramiento que tenía celebrados con cuatro aseguradoras del sector mexicano, en virtud, de que a su consideración era más viable sustituir con un fondo de Protección de Pagos.

El Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (​​Infonacot) decidió a mediados del año 2019 cancelar los contratos de aseguramiento que tenía celebrados con cuatro aseguradoras del sector mexicano, en virtud, de que a su consideración era más viable sustituir con un fondo de Protección de Pagos. Sin embargo, ahora pretende colocar el riesgo a AGROASEMEX, empresa del estado que opera con total desconocimiento en el ramo. La aseguradora cuenta con contratos por más de 1,200 millones de pesos con dependencias de gobierno.

A AGROASEMEX se le autorizó la operación del ramo de vida, expertos en materia afirman que no cuentan con el capital o infraestructura suficiente para dar soporte a las pólizas de gobierno, lo cual en caso de siniestro resultará en un impago por parte de la aseguradora, causando molestias y problemas políticos a la actual administración.

Luego de que el Instituto decidió sustituir con un fondo de Protección de Pagos, los trabajadores afiliados que cuentan con un crédito Fonacot  quedaron obligados a realizar aportaciones a dicho fondo, cuya cuota sobre la cual se encontraban las aportaciones rodaba el 3.8%o (al millar) y fue realizada con base en una fórmula que consideraba la mutualización de riesgos, similar a las primas de seguros, pero el saldo no sería suficiente para protegerlo, en caso de desempleo, o para cubrir los saldos insolutos.

Además con esta acción, el instituto ejerció una operación activa de seguros sin estar autorizados por autoridades como la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF). 

Pero ante la intención del instituto por mantener o bien reducir la cuota considerada sobre la cual los empleados afiliados con crédito vigente tendrían que realizar sus aportaciones y al no contar con una respuesta por parte de las aseguradoras especializadas en el ramo, la institución pretende colocar el riesgo con la aseguradora AGROASEMEX, aseguradora del gobierno ubicada en el estado de Querétaro que operaba únicamente en el sector agropecuario, y con la administración actual recibió un impulso para asumir riesgos sobre los cuales no tiene el conocimiento ni la experiencia para operar; tales como los aviones de la Guardia Nacional, las casas del Infonavit, las instalaciones de Sedena, entre otras. 

Inclusive expertos en materia de seguros afirman que la empresa opera sin experiencia ni conocimiento del medio y del entorno asegurador y no cuentan con el capital o infraestructura suficiente para dar soporte a las pólizas de gobierno, lo cual en caso de siniestro resultará en un impago, causando molestias y problemas políticos a la actual administración.

AGROASEMEX ha obtenido más de 50 contratos con dependencias de gobierno con un valor aproximado de mil doscientos millones de pesos; así como más de 30 contratos con un valor de dos mil setecientos millones conforme a reportes de la plataforma COMPRANET. Además algunos funcionarios de dichas dependencias señalan que la AGROASEMEX no cumple con las obligaciones contraídas con sus asegurados y no están pagando las reclamaciones procedentes, a sus asegurados.

Tomado de https://politico.mx/