abril 10, 2022

Aczino se declara el más grande en el freestyle

Aczino logró un millón de vistas del tema El G.O.A.T., en el que narra su ascenso como rapero Tomado de https://www.elsoldehermosillo.com.mx/rss.xml...

Aunque en su nuevo tema relata cómo salió de su barrio sin nada y regresó en un auto del año, la intención de Aczino no es alardear. Quiere contar su historia, la carrera de quien ha pasado más de la mitad de su vida rapeando, que pasó de subirse a los camiones a improvisar, a ser bicampeón de las batallas de Red Bull Freestyle y superar un millón de vistas de su nuevo sencillo, además de ser imagen de una marca deportiva.

Mauricio Hernández González eligió Aczino como nombre artístico, al que después agregó El G.O.A.T. (Asesino, The greatest of all time), un título que se auto adjudicó para recordarse que su intención desde el principio ha sido ser el mejor.

Aunque admite que el tema más recurrente en el rap mexicano, es “antes no tenía y ahora sí tengo”, asegura que él quiere dar un mensaje de superación. “Trato de hacer un rap más profundo, de hecho mi disco pasado es súper introspectivo, reflexivo, hablo de más emociones, uso metáforas, busco más elegancia a la hora de componer”, dice en entrevista con El Sol de México.

Aczino planea lanzar este año su segundo disco con el sello Universal, en el que usa un lenguaje más popular, adelanta. “Y los nuevos temas vienen muy variados, de por sí no me gustan las joyas, siempre que traigo algo puesto que se ve mucho es porque mi contrato me obliga a usarlo, pero no soy alguien que se preocupa mucho por lo superficial, no me educaron así mis papás”.

Su familia lo ha apoyado siempre, incluso cuando se enteraron por casualidad de que rapeaba ya de una forma más pulida en la preparatoria y les costaba creer que ese muchacho tímido, que casi no hablaba en la vida diaria, fuera capaz de hilar versos. “La gente de mi barrio casi siempre piensa en demostrar que puede salir adelante”, admite. Pero a él le motivaba demostrarle a sus padres “que no se equivocaron”, al dejar que se dedicara a lo que es su pasión.

Cuenta que terminó la preparatoria, “pero no tengo un papel que lo compruebe”, y fue precisamente en esos años cuando comenzó su carrera. Era corista de T-Killa, otro rapero que lo llevaba a presentaciones en otros estados. “Aparte con mis canciones y me metía a las batallas, era muy bueno desde el principio. No ganaba nada, me pagaba sólo pasaje y hospedaje y un escenario abierto que para mí era el máximo pago, tener 15 minutos el micrófono”.

Su relación con las batallas de Red Bull comenzó desde el origen de estas competencias en España, gracias a un disco del certamen de 2005 que compró y escuchó atentamente. “Me empecé a involucrar más, a preguntar qué más hay, vi la película de Eminem, empecé a buscar cosas nacionales y de repente me enteré que cerca de la escuela se hacían batallas; era un lugar horrible, un escenario horrible, sonido horrible, raperos que rapeaban horrible, pero cuando lo vi dije ‘yo quiero hacer eso, subirme, rapear y ganar’”, dice quien en El G.O.A.T. relata que cuando era niño iba a una escuela que no tenía piso, el techo era de lámina y el baño un hoyo.

Aczino competirá el 22 de abril en Los Ángeles en su primera batalla en inglés, con versos escritos que ya tiene listos. Reconoce sin falsa modestia que ha sido el mejor en las batallas, “pero El G.O.A.T. también trae otro tipo de mensaje, el sentir que eres el mejor de todos los tiempos, no sólo decirlo, que sepas ‘yo puedo hacerlo’. Soy de Ciudad Nezahualcóyotl, de un municipio que se peleaba con Chimalhuacán su terreno, pa que se imaginen cómo estaba, no había pavimento, no había drenaje y de ahí salí con las manos vacías, lo digo en la canción, no es la superficialidad de ‘tengo dinero’, sino de contar toda esa lucha, siempre el discurso del rapero se ve muy superficial, ‘tengo mucho, mujeres, dinero’, pero esto es de decir cómo fue que pasó”.

I love freestyle

Cuando se propuso dedicarse más a escribir, anunció su retiro de las batallas. Posteriormente, hubo otro hecho que lo hizo plantearse un retiro definitivo. “Mi hijo tuvo una situación que lo llevó de ser un niño normal a estar conectado a unas máquinas para poder respirar, todo esto en los últimos dos años, está recuperándose poco a poco afortunadamente, es difícil explicarlo, cuando yo pensé en dejar las batallas fue para dedicarle más tiempo a mis otros proyectos, pero ya cuando piensas en dejar de hacer algo sí es un sensación muy fuerte, creo que nunca había sentido ese tipo de depresión, de no querer comer, no poder concentrarme”, comparte quien en su regreso en 2021 se convirtió en bicampeón.

A partir de lo que han vivido con su hijo, Aczinio y su esposa crearon I love frestyle en Instagram y Facebook. “Nos nació por lo que nos tocó ver en los hospitales, muchos papás se quedaban a dormir en la calle porque no podían costearse el transporte de ir y venir todos los días, mucha gente que a lo mejor tiene solución su caso, pero no tiene los medicamentos. A nosotros nos tocó otra situación, sólo rehabilitación, tratamiento, pero hay mucha vida por delante. No es algo que esté diciendo todos los días, cuando quiero llamar la atención, me pongo a rapear”, finaliza este hombre que ha hecho de su vida un verso.

Tomado de https://www.elsoldehermosillo.com.mx/rss.xml