febrero 24, 2021

10 preguntas que siempre has querido hacer a un exorcista

“Es gratis, pero aceptamos donaciones”....

Artículo publicado originalmente por VICE en alemán.

Hay muchas costumbres medievales que han ido desapareciendo con el paso de los siglos. Por ejemplo, ya no se hacen justas por diversión ni se queman brujas. Pero hay una tradición que ha sobrevivido durante siglos: el exorcismo.

Andrew Chesnut, profesor de Estudios Religiosos en la Universidad Commonwealth de Virginia, asegura que la demanda de exorcismos ha visto un auge en todo el mundo en las últimas décadas. Aunque esta turbia práctica es común en el catolicismo, él estima que la mayoría de los rituales de expulsión de demonios los llevan a cabo sacerdotes pentecostales y evangélicos —que según él tienen relativamente poca experiencia— provenientes de Latinoamérica y África.

En Europa, la Iglesia católica y la protestante ofrecen este tipo de servicio, que además es gratuito. Beat Schulthess es un pastor del Ejército de Salvación de Uster, un pequeño pueblo cerca de Zúrich (Suiza). Asegura que lleva exorcizando a poseídos tres décadas y ofrece cursos de exorcismo en los que, en 2020, dio clases a 180 estudiantes.

Hemos preguntado a Schulthess cómo es enfrentarse cara a cara con el diablo.

VICE: ¿Cómo puedes saber si alguien está poseído por un demonio?
Schulthess:
La gente que ha estado en contacto con fuerzas satánicas muestra comportamientos muy anormales. Primero, preguntamos a la persona si siente enfado, miedo o codicia o tiene alguna adicción. Si es cristiana, le pedimos que nos diga su opinión sobre la seguridad de la salvación [la creencia de que, si tienes fe en Dios, irás al cielo] y nos hable de sus deseos sexuales. Mucha gente que busca ayuda practica la sodomía o el bestialismo, por ejemplo.

Luego, comprobamos su árbol genealógico para averiguar si la familia está maldita. Si no es así, preguntamos si su casa está encantada. Por ejemplo, si la posesión ocurrió por la noche, preguntamos si escucha ruidos como golpes o puertas que se abren y cierran solas.

¿No crees que mucha gente que acude a ti en realidad tiene problemas de salud mental?
Por supuesto. Los demonios no son siempre la causa de la rabia y la depresión. Pero algunas personas ya han recibido ayuda médica y psicológica y quieren saber si se trata de un demonio.

Si hablas con ellos y averiguas, por ejemplo, que han experimentado un abuso sexual, no basta con expulsar a los demonios: necesitan ayuda. Normalmente, los ponemos en contacto con doctores o profesionales si no han sido tratados ya.

¿Por qué crees en los espíritus?
Hace 28 años, me llamaron para exorcizar a una mujer que no podía decir el nombre de Jesús en voz alta. Estuvimos con ella mucho tiempo. Un día, dijo que había sido enviada por un grupo ocultista para dar leucemia a mi hijo. De repente, la mujer desapareció y el segundo de mis hijos contrajo una enfermedad terminal. Llamé a un pastor que realizó un ritual de expulsión según Mateo 18:18. En menos de una semana, mi hijo se había curado. Los doctores no podían explicarlo. Después de esta experiencia, mi mujer y yo tuvimos que aceptar que las fuerzas sobrenaturales pueden afectar a la vida y la muerte.

¿Cómo expulsas al demonio?
Si estás poseído por el demonio, normalmente empezamos con una oración: “En el nombre de Jesucristo de Nazaret, renuncio a todas las cargas ocultas”. Decimos “de Nazaret” porque muchos demonios se hacen llamar a sí mismos Jesús, mientras que Nazaret es un término protegido, incluso en el mundo invisible.

A veces, el demonio se muestra a sí mismo a través de la persona. Es importante que nadie se exponga a él, especialmente cuando hay manifestaciones físicas. La gente grita, se retuerce, patalea, vomita o se cae. Por eso hacemos todo en un espacio cerrado y pequeño.

Dos semanas más tarde, comprobamos si la persona se siente mejor. Si no, vamos otra vez. Si ha sido liberada con éxito, valoramos si necesita ayuda pastoral o terapia enfocada en el trauma.

A veces se escuchan historias de gente que fue agredida sexualmente durante un exorcismo. ¿Qué piensas al respecto?
Es despreciable. Sin embargo, no puedo prevenir siempre que ocurran estos incidentes en los casos en los que trabaja mi equipo. Para mí, es abuso cuando hacemos algo que la persona no quiere hacer. Los participantes tienen que firmar un formulario en el que muestran su acuerdo con nuestro cuidado pastoral. Los pastores también firman un código de 27 puntos y una cláusula de confidencialidad.

Solo les tocamos la cabeza o la axila. Yo no estaría cómodo de otra forma. Y siempre se debe preguntar primero.

¿Alguna vez te has equivocado?
Cuando llevas a cabo un exorcismo, algo tiene que cambiar al final. Por ejemplo, si alguien tiene síntomas físicos, como un dolor en un riñón que los médicos no pudieron tratar, y el dolor sigue después de la liberación, entonces probablemente has hecho un mal diagnóstico y tienes que disculparte. Nunca deberías asumir que siempre vas a acertar.

¿Cómo es un demonio?
Tienen formas diferentes. Los demonios pertenecen al ejército oscuro del diablo, su maestro. En la Biblia, estos poderes aparecen a menudo representados como animales y a veces los encuentras en esa forma. A mí también me han atacado esos poderes. Es difícil de describir.

¿Llevas a cabo exorcismos en niños?
Nos lo piden de vez en cuando, pero tenemos muchísimo cuidado. No lo hacemos normalmente. Tienes que estar seguro de que el niño no va a sufrir mentalmente.

¿Cuánto cuesta un exorcismo?
Es gratis, pero aceptamos donaciones.

Tomado de http://vice.com/es_latam/rss

A %d blogueros les gusta esto: